El sexo es casi un hecho con Luis Ángel Mora y sus talleres para conquistar

Texto: Vanessa Davies. Foto: Luis Ángel Mora

El próximo taller del sexólogo Luis Ángel Mora, “Habilidades sociales para gente soltera”, se realizará este sábado 14 de marzo en Caracas

-¿Y qué haces cuando sales con unas amigas, estás sentada en un bar y un hombre se te queda mirando?- pregunta Luis Ángel Mora, sexólogo venezolano formado en la escuela del maestro Fernando Bianco.

-Humm… creo que miro al piso- responde ella.

-Noooooooooooo- corrige Mora. Si ese hombre te interesa tienes que sostenerle la mirada y sonreír.

Los hombres tampoco quedan muy bien parados en este examen, porque su incapacidad para escuchar -o decisión de no hacerlo- los aleja de las mujeres que les pueden gustar.

Rafael Briceño Sierralta

Tener “algo” con alguien (cada quien le pondrá apellido a ese “algo”, que puede ser una noche o una vida) no es cuestión de suerte. Hay señales específicas que ellas y ellos deben transmitir. Luis Ángel Mora, dicta talleres sobre la conquista amorosa, pero también realiza actividades de calle (como salidas) en las que corrige a quienes tienen malos abordajes. Su próximo taller teórico-práctico, “Habilidades sociales para gente soltera”, se llevará a cabo el sábado 14 de marzo en Caracas, a partir de la 1 de la tarde.

“Tengo amigos geek que me preguntaban por qué estaban solteros, y les respondía que si siempre estaban hablando de lo mismo, de las birras y de los videojuegos, no conectarían con nadie”, recuerda Mora, convencido de que las personas somos “un producto que siempre está en venta”.

“Al investigar qué ocurre en el mundo encontré trabajos que abordan el caso de las mujeres y de los hombres. De los hombres se menciona que las mayores dificultades para la conquista son cómo se ven; no se sienten bien con lo que proyectan y les cuesta más trabajo abordar porque sienten que los van a rechazar. El que menos tolera el rechazo es el hombre, y si no luces bien, si no hueles bien y no tienes tema de conversación y escucha empática, lo más probable es que te rechacen”, razona.

Rafael Briceño Sierralta

Ese tapón en el oído que ellos parecen tener es una barrera que los separa de las tantas ellas. “La mujer hace 40 mil cosas a la vez. Una de las mejores destrezas de la mujer es saber escuchar, lo que no ocurre con el hombre. El hombre ve, la mujer escucha”.

El principal adversario para las mujeres, al momento de la conquista, es el mensaje erróneo: soy una tipa “arrecha” y no necesito a nadie, pero a la vez quiero que me conquisten y me enamoren. “O decides estar disponible, o no estás disponible”, explica Mora.

Rafael Briceño Sierralta