Ivlev Silva: Hay ultrosos en la oposición que parece que buscan que Maduro se mantenga en el poder

Texto: José Gregorio Yépez y Vanessa Davies. Fotos: Ernesto García. Video: Miguel "cuchicuchi" Romero

El diputado y secretario juvenil de Acción Democrática asegura que para salir de Maduro por una vía democrática se necesita “más unión del pueblo” y una sola línea; “Hay financistas que como que no quieren que se vaya Nicolás y tampoco quieren que llegue la oposición democrática al Gobierno”

Cuando otros huían de Acción Democrática (AD), Ivlev Silva corría a los brazos del partido blanco. Era el año 2008, Hugo Chávez estaba en su mejor momento y la prédica contra los adecos todavía resonaba en el país. Pero Silva, nacido en Caracas un año después del Caracazo (el 28 de febrero de 1990), decidió sumarse a las filas blancas sin por ello darle un cheque en blanco a uno de los partidos clave de la historia política del siglo XX venezolano.

Ivlev se usa en Rusia como nombre o como apellido, pero hasta allí llega la proximidad de este parlamentario con los rusos. Se identifica como un dirigente de izquierda democrática que defiende la igualdad de oportunidades, que no quiere repetir los errores de la llamada Cuarta República, pero lucha para que cese el presente de la Quinta República.

Hoy es diputado por Caricuao, donde vivía y vive, y se desempeña como secretario juvenil nacional de AD. Tal vez por joven, tal vez por rebelde, Silva no se calla las críticas a Nicolás Maduro, pero también se las canta a la oposición. E insiste en que la política debe ser repensada para pasar del esquema amigo-enemigo al del adversario-aliado.

Las tres presiones

“Todas las salidas pacíficas son las que estamos buscando”, insiste. “Aquí no estamos esperando un golpe de Estado militar, porque los militares han gobernado en los últimos 20 años”.

Mantiene la decisión de negociar con “el régimen” aunque la oposición no reconozca a Maduro como presidente, para llegar a las elecciones con supervisión internacional. Aunque eso “se ve muy lejos, debemos ir para allá”. Recuerda que la oposición venezolana está formada por más de 20 organizaciones con propuestas diversas, y que el escenario de una invasión militar “cada vez se ve mucho más lejos”.

La ruta que propone la oposición, y especialmente AD, es la de la negociación, reitera, con fines muy claros: “Dime cuándo, dónde y la hora para que salgas de una vez del poder”. Si fracasa Noruega, si fracasan otros espacios, se buscarán nuevos caminos, porque “hasta en las peores guerras las partes han hablado y han negociado”.

-¿Por qué saldría Maduro? La oposición no es una amenaza real.

-Bueno, pero lo es 90% del pueblo venezolano que no está apoyando al régimen.

La apuesta de AD, afirma el legislador, es organizar a la gente para que presione y proteste “en todo el país”, y que este movimiento se complemente con la presión internacional y la presión política para llegar a la ruta Guaidó: “Cese de la usurpación, Gobierno de transición, elecciones libres”.

-¿El tiempo no conspira contra la oposición?

-No contra la oposición. El tiempo conspira contra el pueblo venezolano que cada día que pasa no le alcanza el salario para nada.

-Pero Maduro sigue allí.

-Pero ves dentro del madurismo, dentro del régimen, cuáles son sus problemas, y son muchos: desconfianza, no tienen capacidad de gerencia, problemas que no pueden solucionar. ¿Cuál es el problema de 90% de la población? Que salga Nicolás Maduro para que venga otro Gobierno.

Los radicales atornillaron a Maduro

-¿Qué ha fallado?

-Tenemos que buscar mucha más unión. Aquí hace falta más unión del pueblo venezolano; que tengamos una sola línea. Basta también de chantajes. Nosotros hemos visto cómo hay ultrosos de nuestro lado que más bien pareciera que le hicieran el juego al régimen, y que buscan que se mantenga Nicolás Maduro en el poder para ellos seguir siendo financiados por alguien en el mundo para seguir debatiendo y polarizando en Venezuela. No se dan cuenta de que quienes están sufriendo aquí son 90% de los venezolanos que por lo menos tienen dos familiares que se han ido del país, que no han podido continuar con su vida normal, que han perdido peso por falta de alimentos y todas las tragedias que vivimos a diario.

Son los radicales los que han atornillado a Maduro y que “prefieren que siga Maduro en el poder”, sostiene Silva.

-¿Por qué lo ve?

-No es posible que todo lo que haga la Asamblea Nacional salgan cinco voceros, que ni siquiera se encuentran en el país, y lo que hacen es atacar, atacar, atacar. Los venezolanos afuera tienen derecho a opinar, son 4 millones de venezolanos los que se han ido, pero no es posible que vengan estos personajes y a punta de pagar, de fake news, se dediquen a atacar lo que está haciendo la oposición democrática en el país; atacar lo que viene haciendo el presidente Guaidó, atacar lo que venimos haciendo. Es algo que puede sonar medio extraño.

-¿Es por dinero?

-Hay financistas que como que no quieren que se vaya Nicolás y tampoco quieren que llegue la oposición democrática al gobierno.

La juventud de AD le pide a Guaidó “no seguir cayendo en el chantaje de estos grupos radicales; los radicalismos se tocan, destruyen todas las opciones”.

Ya lo vivieron en las elecciones estudiantiles en la Universidad Central de Venezuela (UCV), porque los sectores socialdemócratas y el chavismo disidente se unieron “por una universidad mejor” y fueron objeto de una cacería de brujas.

El chavismo va a existir

Para Ivlev Silva la opción de celebrar elecciones presidenciales y parlamentarias simultáneamente es válida si permite destrancar el juego político.

En otro país, con otro Gobierno, se imagina una Venezuela en la que haya un debate político plural. “El chavismo va a existir, los partidos comunistas van a seguir existiendo. La idea de nosotros no es prohibir ningún tipo de ideología, porque estaríamos cayendo en lo mismo que caen otras dictaduras en otros países y en lo que cayó el chavismo en su momento”, asevera.