“Tenemos que intentar realizar nuestro juego, con mucha seguridad. Eso no quiere decir que nos vamos a meter atrás a defendernos, porque ya vimos lo que le pasó a Bolivia”, apuntó Dudamel

Brasil, uno de los candidatos a ganar la Copa América-2019, intentará este martes en Salvador firmar la clasificación a los cuartos de final, pero la tarea no le será fácil ante la brava tropa venezolana de Rafael Dudamel.

El partido, por la segunda fecha del Grupo A, tendrá lugar en la mundialista Arena Fonte Nova a partir de las 9:30 PM locales (8:30 PM, hora de Venezuela) y será dirigido por el árbitro chileno Julio Bascuñán.

La Seleçao inició sin contratiempos su camino en la cuadragésima sexta edición del torneo de selecciones más antiguo del mundo con un cómodo 3-0 sobre Bolivia, el pasado viernes en Sao Paulo.

De su lado, Venezuela, con un hombre menos por la expulsión de Luis Mago a los 75 minutos, terminó 0-0 con Perú, el sábado en Porto Alegre.

Más allá de lo que hay en juego, la expectativa en Brasil pasa por ver a la Canarinha midiéndose ante un rival de mayor peso futbolístico, como lo es la Venezuela del DT Dudamel y liderada en el ataque por el cañonero Salomón Rondón (Newcastle).

“Venezuela ha evolucionado mucho y tiene una generación muy prometedora, un estilo de juego muy suelto. Necesitamos planear muy bien el partido para conseguir un buen resultado”, aseguró el capitán de la Seleçao, Dani Alves.

“Enfrentar a Brasil significa enfrentarse a una de las mejores selecciones del mundo. Jugaremos, competiremos, disfrutaremos y aprenderemos muy seguramente”, dijo Dudamel, por su parte.

“Tenemos que intentar realizar nuestro juego, con mucha seguridad. Eso no quiere decir que nos vamos a meter atrás a defendernos, porque ya vimos lo que le pasó a Bolivia”, apuntó.