Junto con sus compañeros humanos, Kuno completó con éxito 16 operaciones militares en cinco meses

La británica People’s Dispensary for Sick Animals (PDSA), una reconocida organización benéfica veterinaria a la cual le han encargado las Fuerzas Armadas del Reino Unido ciertas labores honoríficas, otorgó la medalla Dickin al perro militar Kuno, que demostró su valentía y cumplió grandes acciones durante operaciones antiterroristas del ejército británico en lejanas latitudes.

Kuno, un pastor belga malinois, fue enviado a Afganistán en 2019 para ayudar a los soldados de su país durante peligrosos operativos contra los insurgentes de Al Qaeda. Sus tareas incluían desde detectar explosivos y armas escondidas hasta, al recibir una orden, incapacitar al enemigo.

Sin embargo, una de ellas tuvo para él un alto costo. Las tropas británicas habían quedado bajo fuego enemigo y se le ordenó a Kuno que sometiera al artillero. El perro corrió hacia el atacante terrorista, que, a su vez, abrió fuego contra el animal y le lesionó gravemente sus patas traseras. A pesar de las heridas, Kuno siguió atacándolo con valentía, lo que permitió que los soldados completaran su misión.

Kuno fue inmediatamente evacuado de la zona y sometido a varias cirugías de urgencia. Su condición se estabilizó y el perro sobrevivió, pero no hubo manera de salvar su pata trasera izquierda.

Después de meses de rehabilitación y gracias a un arnés especial que incluye una pata ortopédica y una estructura de soporte a la otra pata afectada, Kuno volvió a caminar y actualmente disfruta de su retiro, rodeado de su familia.

La medalla Dickin es considerada un equivalente de la Cruz de la Victoria: es la máxima condecoración que el Ejército británico otorga, desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, a animales que han cumplido acciones destacadas en tiempos de guerra.