La red social no ha explicado la razón de esta decisión pero un portavoz de la red social afirmó la semana pasada a la AFP

La presidencia Siria anunció el martes el bloqueo de su cuenta en Instagram, una semana después del cierre en la red social de varias cuentas de comandantes de los Guardianes de la Revolución iraní, a raíz de las sanciones estadounidenses.

La presidencia siria señaló en un comunicado publicado en otras redes sociales que su cuenta de Instagram fue bloqueada “sin previo aviso ni justificación lógica”.

Anteriormente Youtube había bloqueado el canal de la presidencia en varias oportunidades, precisó en el comunicado.

Según las autoridades, esta decisión “deliberada” de cerrar los canales oficiales del gobierno sirio y sus cuentas en las redes sociales forma parte del “creciente asedio” impuesto a Siria desde el inicio del conflicto en 2011.

La presidencia advirtió que otras medidas similares podrían tomarse luego de la decisión de Instagram en el marco de una “soft war” (guerra de baja intensidad), realizada contra el país ahora que “el conflicto militar se atenúa”.

La AFP no pudo acceder el martes a esa cuenta. Se creó una nueva cuenta, según el comunicado.

Instagram no ha explicado la razón de esta decisión pero un portavoz de la red social afirmó la semana pasada a la AFP que en apego a la legislación estadounidense sobre las sanciones la plataforma para compartir fotos se vio obligada a bloquear varias cuentas de los Guardianes de la Revolución iraníes.

“Trabajamos con las autoridades gubernamentales de una manera adecuada para asegurarnos de que respetamos nuestras obligaciones legales, especialmente aquellas relativas a la reciente designación” por Washington de los Guardianes iraníes como “organización terrorista extranjera”, agregó el portavoz sin dar más precisiones.

Después de haberse retirado en mayo de 2018 del acuerdo nuclear iraní, Estados Unidos restableció en noviembre duras sanciones económicas contra Irán.

Desde 2011, Estados Unidos y la Unión Europea también han impuesto numerosas sanciones contra los funcionarios sirios.

Las cuentas de la presidencia siria en las redes sociales son particularmente activas desde el inicio del conflicto y se han convertido en una plataforma privilegiada para la publicación de comunicados y declaraciones atribuidas al presidente sirio Bashar al Asad y su esposa Asma.

El conflicto sirio empezó en 2011 tras la represión de unas manifestaciones a favor de la democracia, antes de volverse en una guerra compleja que ha dejado más de 370.000 muertos y desplazado a millones de personas.