“Las sanciones no pueden ser un instrumento que perturbe la esperanza que ha levantado el proceso de Oslo, y la prioridad es que este proceso continúe”, dijo Josep Borrell, quien rechazó que la UE se muestre condescendiente con el Gobierno de Maduro

“No veo en qué somos condescendientes. Lo que ocurre es que el señor Maduro tiene, nos guste o no nos guste, el control de la Administración, del Ejército”, apuntó.

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, instó este lunes 15 de julio a la Unión Europea (UE) a imponer sanciones selectivas contra los responsables de la muerte, mientras estaba detenido y bajo custodia del Gobierno de Nicolás Maduro, del capitán de corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo .

“Han ocurrido muertes trágicas de personas detenidas bajo el control de la policía política venezolana, el embajador de Venezuela en España ha sido llamado para que diera explicaciones, y hemos planteado la necesidad de establecer sanciones contra las personas responsables de dichos actos”, indicó Borrell durante una reunión de ministros de Exteriores de la UE.

Borrell defendió la aplicación de medidas restrictivas “para las personas que se han visto involucradas en lo que podemos llamar torturas seguidas de muerte de una persona”.

“Si están identificadas, hay que establecer sanciones contra ellas”, recalcó.

Borrell dejó claro que “las sanciones no pueden ser un instrumento que perturbe la esperanza que ha levantado el proceso de Oslo, y la prioridad es que este proceso continúe”.

“España ha insistido en que es absolutamente prioritario conseguir que las negociaciones auspiciadas por Noruega fructifiquen”, dado que es “el único elemento” para lograr que las dos partes negocien.

Borrell consideró que es “la mejor opción que tenemos sobre la mesa”, y afirmó que “aunque no haya sido patrocinado por la UE, hemos sin duda facilitado este proceso”.

Según explicó, “eso es lo que hemos planteado nosotros hoy y nadie se ha opuesto”, aunque “eso no quiere decir que se vayan a aplicar sanciones ‘urbi et orbi’ que afecten a todo el pueblo venezolano o a toda la dirigencia política chavista, porque en este momento creemos que no ayudan al desarrollo de estas negociaciones”.

Borrell señaló también que respalda el informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, tras su visita al país.

“La legitimidad del Gobierno de Maduro está cuestionada por el simple hecho de que fue elegido en unas elecciones que no reconocemos”, recordó, y rechazó que la UE muestre “ninguna condescendencia”.

“No veo en qué somos condescendientes. Lo que ocurre es que el señor Maduro tiene, nos guste o no nos guste, el control de la Administración, del Ejército”, apuntó.