¿Y la reconversión monetaria pa’ cuándo?

Las grandes cifras que maneja la economía hace que cada día se piense en cuán cerca se está de una decisión de este tipo, aseguró en el programa Con los pies planos José Gregorio Yépez

El sistema de pago venezolano se ve abrumado por las enormes cifras que se generan como consecuencia del fenómeno inflacionario, lo que hace cada día más urgente una decisión para mejorar el manejo de las cifra de la contabilidad de las empresas y del Estado.

El analista de entorno económico y político José Gregorio Yépez llama la atención sobre que hasta los precios de productos básicos en las presentaciones más pequeñas “ya implican unos montos exorbitantes”.

“La hiperinflación es capaz de arrollar cualquier estrategia para mejorar el pago en efectivo”, sentencia el periodista director de Contrapunto.com

En su programa Con los pies planos, Yépez da una mirada por los precios de la TV paga y del transporte público para mostrar un ejemplo del acelerado ritmo de los precios en bolívares.

Las tarifas de TV paga subió en dólares 37%, pero en bolívares el aumento supera el 300%. En el caso del transporte, se presenta una una evolución aun más acelerada al pasar de Bs 100.000 en enero a 400.000 bolívares en mayo.

“Esto nos da una medida de lo que son las cifras con las que lidia la economía. Justamente por esto se han ido incorporando reiteradamente nuevas denominaciones a nuestro cono monetario, al punto de verse obligado el Gobierno de Nicolás Maduro, a tener billetes de 200, 500 y un millón de bolívares”, comenta Yépez (@goyepez).

Más adelante señala que ante este fenómeno, la población se defiende y por su cuenta hizo su propia reconversión monetaria quitándole tres ceros a la moneda y, por ejemplo, llama al millón de bolívares, 1.000 bolívares. “La economía de subsistencia lo lleva a protegerse y a facilitar las cuentas”.

Cita las cifras de la firma consultora Econanalítica, que proyectan una contracción económica este año de 4% y la inflación de 1.500%, lo que hace prever que los montos con los que los venezolanos tendrán que lidiar en la cotidianidad seguirán creciendo.

Finalmente, se pregunta: ¿Quién gana con una reconversión? Comenta que el Estado por definición “logra licuar parte de su deuda en bolívares y sus cuentas en el papel mejoran”.

En el caso de los ciudadanos señala que “en el manejo de las cuentas es posible que se simplifiquen procesos, pero siempre las reconversiones traen un componente inflacionario porque los redondeos se hacen hacia arriba”.