En enero el organismo proyectó un crecimiento mundial para este año y el siguiente de alrededor de 3,5%, el más bajo que se ha visto en los últimos tiempos

El crecimiento global va en picada y obligará al Fondo Monetario Internacional (FMI) a rebajar sus previsiones para 2019 y 2020.

En un discurso ante la Cámara de Comercio de Estados Unidos, la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, indicó que la economía mundial siguió perdiendo “ímpetu” en el primer trimestre de este año.

“En enero, el FMI proyectó un crecimiento mundial para 2019 y 2020 de alrededor del 3,5%, más bajo del que hemos visto en los últimos tiempos (…) Desde entonces, el crecimiento ha seguido perdiendo ímpetu”, dijo Lagarde.

Recordó que “hace solo dos años, 75% de la economía mundial experimentó un repunte” y en 2019 prevén que 70% de la economía mundial “experimente una desaceleración”.

Entre las causas de esta ralentización global, Lagarde mencionó el “aumento de las tensiones comerciales y el endurecimiento de las condiciones financieras en el segundo semestre de 2018”.

En concreto, se refirió a la disputa comercial entre Estados Unidos y China, desencadenada por la agresiva agenda de proteccionismo lanzada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Sabemos que las barreras comerciales no son la respuesta (…) Estas son heridas que pueden autoinfligirse y deben evitarse”, agregó.