La selección venezolana vuelve a llegar a unos cuartos de final de Copa América a enfrentar a la oncena albiceleste, que le propinó un 4-1 en la Centenario de 2016

Se cumplió el primer reto que era la fase de grupos ante rivales bastante exigentes. Sin menospreciar el planteamiento de Dudamel ni el gran trabajo de los muchachos, la ayuda del VAR fue determinante para que la Vinotinto pudiera trascender de fase, además de la excelente fase de grupos de la muralla Wuilker Fariñez.

La estocada a Bolivia en el cierre del grupo fue el mejor partido que pudimos verle a la Vinotinto, con doblete de Darwin Machís y gol de Josef Martínez, el poco orden de los bolivianos le permitió a los venezolanos tener más libertad de juego. Pero con Argentina todo debe cambiar.

Se debería considerar proponer la doble delantera de Salo y Josef, uno como 9 de área y el otro un poco más atrasado para recibir pases entre líneas y quebrar a los defensas con explosividad. Pero también se podría plantear el escenario de Murillo-Salomón-Machís.

En la zona media Tomás Rincón está asegurado, pero ¿quien ocupa los puestos restantes? ¿Yangel y Soteldo? ¿Junior Moreno y Yangel? Esperemos que sea la apropiada la que considere el técnico.

La defensa venezolana no se caracteriza por el buen retroceso, cosa que puede ser desfavorable ante una punta de ataque argentina liderada por Agüero, Lautaro Martínez y Messi, dispuestos a armar contraataques rápidos y certeros.

Sin embargo, la defensa podría contar con una pareja de centrales alternativa, ya que Osorio y Villanueva siguen bajo cuidados médicos. ¿Se podría apostar a Osorio-Chancellor?

Osorio, una de las grandes figuras en el empate con Brasil, ya se entrena con el balón pero en prácticas diferenciadas a las de sus compañeros por lo que se desconoce si estará en condiciones ideales para jugar el viernes.

La situación de Villanueva es más complicada debido a que jugó con fiebre frente a Brasil y los médicos aún no han descartado que pueda haber contraído varicela. El jugador no ha sido descartado totalmente e igualmente realiza un entrenamiento solitario.

Por las bandas, la seguridad que mostraron Rosales y Añor ante Bolivia hace creer que Dudamel no los debería mover, pero siempre está la opción de Ronald Hernández en caso de emergencia.

Venezuela, que clasificó a cuartos de final como el segundo mejor del Grupo A, se medirá a Argentina, el segundo mejor del Grupo B, tres años después de que la Vinotinto fuera eliminada de la Copa América Centenario 2016 en Estados Unidos tras sufrir una goleada por 4-1 precisamente en cuartos de final frente a Argentina