“Acabo de hablar con mis ojeadores y me han dicho: ¡desconfíen! Me han dicho que en los dos partidos contra la Juventus han sido mucho mejores”, avisó Pep Guardiola

Tras eliminar de manera convincente al Real Madrid en octavos de final, el Manchester City está a solo tres partidos de su deseada ‘Orejona’, pero ante el Lyon, invitado sorpresa en esta fase de la competició; el mensaje de Pep Guardiola ha sido claro: “¡desconfíen!”.

Pasar del campeón español, un equipo que nunca había sido eliminado de la Liga de Campeones con Zinedine Zidane en el banquillo, al Lyon, 7º de la última Ligue 1 y que no ha estado en una fiesta así en diez años, tiene todos los elementos para convertirse en un partido trampa.

Pero no es así cuando se tiene la experiencia del entrenador español.

Inmediatamente después del partido, Guardiola rebajó el entusiasmo de los periodistas ingleses, que no se creían la suerte de tener que medirse al Lyon, y no a la Juventus, en el duelo por las semifinales.

Un discurso que no dudó en repetir: “Jugamos contra ellos la temporada pasada y perdimos (1-2 en Mánchester) y empatamos (2-2 en Francia), no conseguimos derrotarlos. Es la realidad”, recordó.