El deporte al igual que todas las actividades en el mundo han tenido que sobrevivir adaptados a la nueva momentánea realidad de la COVID-19 hasta que llegue la vacuna

La Unión Ciclista Internacional (UCI) es el ente encargado de unir a las federaciones internacionales alrededor del mundo y la que organiza el calendario anual de esta disciplina. Cada año, la afición del ciclismo espera con ansias la temporada y hacen sus pronósticos entre los favoritos para llevarse los grandes premios de la temporada.

Dentro del calendario,  hay tres eventos que acaparan la atención del mundo: El Tour de Francia, El Giro de Italia y La Vuelta a España. A este cronograma de eventos este año se le sumaba Tokio 2020, en donde el ciclismo internacional iba con grandes expectativas. Sin embargo, la crisis por el coronavirus obligó a suspender la magna cita del deporte.

Pero a pesar de los planes del coronavirus, el Tour de Francia ha mantenido su fecha para el 29 de agosto y junto al Roland Garros de tenis, pretenden desafiar la pandemia con la presencia de público, algo que ha generado gran polémica en Francia y que todavía falta por concretar. Por su parte, La Vuelta a España se reprogramó para el 20 de octubre, con importantes y necesarios cambios en su ruta y el Giro de Italia quedó pospuesto hasta el 3 de octubre.

La Vuelta a España en época de pandemia

Entre los tres eventos más destacados del ciclismo, mencionamos la Vuelta a España o como muchos le conocen “La Vuelta”, la cual ha sido reprogramada para el 20 de octubre y cuyo inicio estaba pautado originalmente para el 14 de agosto. Este evento ha sido suspendido históricamente en tres oportunidades a causa de la Guerra Civil Española, la Segunda Mundial y por la crisis económica de España a finales de los 40 y principios de los 50.

Foto archivo

Este año se temía una nueva suspensión luego de más de seis décadas, pero esta vez la causa sería el coronavirus, que tan fuerte ha golpeado a España. Sin embargo, los organizadores tomaron sus precauciones y dada la mejoría experimentada por la nación ibérica ante la pandemia, finalmente la más joven de las llamadas “Grandes Vueltas” se disputará entre grandes cambios de ruta.

Será una edición histórica, otra edición del deporte en época de pandemia, con la ilusión intacta de los participantes en obtener esos 720 puntos al Salón de la Fama del Ciclismo. Esta edición atípica representa todo un reto para la organización, la cual deberá lucirse y tomar todas las precauciones de seguridad, adaptándose a la nueva realidad de estos tiempos.