Apagón del pasado 16 de junio en Argentina y Uruguay fue causado por un error operativo de Transener

El funcionario del Gobierno de Macri destacó que lo ocurrido con el DAG fue “el evento desencadenante” del apagón total

La principal causa del apagón que afectó el pasado 16 de junio a Argentina, Uruguay y parte de Paraguay fue un “error operativo” por parte de la empresa de transporte de energía eléctrica de alta tensión Transener.

La información la dio a conocer el secretario de Energía de Argentina, Gustavo Lopetegui, quien en una audiencia en el Senado explicó que “tendrían que haberla reprogramado (la Desconexión Automática de Generación, DAG) y no lo hicieron”.

“Este error operativo ha sido reconocido por la empresa Transener en sus informes”, agregó.

Es esta primera comparecencia oficial para dar detalles de los informes preliminares, el funcionario del Gobierno de Macri destacó que lo ocurrido con el DAG fue “el evento desencadenante” del apagón total, que no hubiera ocurrido sin la “conjunción” de diversas circunstancias de las que se responsabiliza también a generadores y distribuidoras regionales y que fue relatando pormenorizadamente.

El pasado 16 de junio se registró un apagón en Argentina, Uruguay y parte de Paraguay. Foto: Juan José García (Clarín)

A las 07.06 (10.06 GMT) de ese domingo, en un momento de baja demanda eléctrica en general, se produjo un cortocircuito en una de las dos líneas de alta tensión del tramo entre Colonia Elía, en la norteña y fronteriza provincia de Entre Ríos, y Campana, en Buenos Aires, una región adonde llega mucha energía del norte del país, donde están las centrales hidroeléctricas de Yacyretá, de gestión argentino-paraguaya, y Salto Grande, argentino-uruguaya.

La otra de las líneas de ese tramo estaba temporalmente fuera de servicio desde el 18 de abril, ya que Transener tenía que mudar una torre eléctrica, aunque para asegurar el suministro la compañía había construido un bypass.

“Cortocircuitos ocurren permanentemente, en Argentina alrededor de 60 veces al año. Es un evento habitual, pero eso no quiere decir que tenga que causar lo que causó después, porque para eso están los mecanismos de protección y para eso tenemos redundancias de poder enviar la electricidad por otros caminos si uno de los caminos queda inhabilitado”, aseveró Lopetegui.

El secretario de Energía relató que tras el cortocircuito tendría que haber funcionado la DAG, ya que al producirse ese problema, salió del sistema toda la demanda energética que llegaba del sur.

En su extensa comparecencia, el experto desgranó las características del sistema eléctrico, en el que afirmó que siempre se debe mantener la oferta igual a la demanda mediante un sistema informático, y los desequilibrios deben ser recompuestos de manera inmediata.

Pero el 16 de junio el DAG, uno de los sistemas de protección para corregir ese desbalance, que depende de las empresas de transporte eléctrico, no funcionó.