Nong Horm, de 2 años, estaba en las etapas finales de embarazo y llevaba alrededor de 10 cachorros en el vientre

Una perra embarazada de raza pitbull murió el pasado martes 18 de febrero, cuando intentaba evitar que una serpiente entrara en el domicilio de su amos, en la provincia tailandesa de Pathun Thani.

La perrita fue encontrada muerta junto al cadáver de la cobra de monóculo, de más de un metro de longitud, en el patio delantero de su vivienda.

Nong Horm se había enfrentado a la serpiente para evitar que ingresara a la vivienda, y fue picada en varias ocasiones por el reptil.

El dueño de la mascota, Suriyon Chanthakhet, de 35 años de edad, publicó fotos de la escena en su cuenta de Facebook, en una de las cuales se lo puede ver acostado junto al cuerpo inerte de la perrita. “Es una gran pérdida, Hom era parte de la familia”, escribió el hombre.

Lamentablemente, las crías no pudieron ser salvadas, pues el veneno de la cobra fue lo suficientemente fuerte como para acabar con la vida del pitbull en cuestión de minutos.