Los voluntarios que protegen a los peludos que se encuentran en la Escuela de Salud Pública de la UCV requieren ayuda para el traslado y esterilización de los mismos, así como para comprar sus alimentos, medicamentos y productos para la limpieza de los espacios donde ellos habitan

Protección Canina SP UCV es una especie de fundación para el rescate animal, creada en el año 2016, dirigida por un grupo de estudiantes del área de la salud. Esta organización surgió luego del rescate de Firulays, el perrito más viejo de los resguardados por los alumnos, él llego a los espacios de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Central de Venezuela estando muy pequeño, se ganó el cariño de todos, aunque a veces era traicionero y los mordía.

Firulays era el guardián de la universidad, pero pasó por dos sucesos, el primero fue cuando un carro lo atropelló, debido a ello hubo que amputarle su patita, lo que para él no generó impedimento alguno porque corría como si tuviera sus cuatro patas.

Luego de un tiempo (2018) “Firus” como era llamado de cariño, fue nuevamente atropellado, pero esta vez no corrió con la misma suerte, falleció y fue enterrado en su querida escuela.

Otros de los canes protegidos por los estudiantes son Caramelo y Blanquito, ellos llegaron juntos a la universidad, unos dicen que son madre e hijo o hermanos porque se parecen mucho, en el momento de su llegada fueron aceptados por Firulays, ya que, él corría a casi a todos los perros que se acercaban a la escuela, era territorial.

Blanquito al llegar no se dejaba acariciar por nadie, pero poco a poco fue entrando en confianza. Caramelo, al poco tiempo de estar en la UCV presentó una herida abierta, de la cual se recuperó rápido y está muy bien.

El 28 de agosto del 2018, ambos habían desaparecido de la casa de estudio, a partir de ese momento el equipo se desplegó dentro y fuera de las instalaciones en búsqueda de los canes. El 30 de agosto Blanquito regresó solo sin su compañera de vida, lo que generó alerta en los estudiantes porque estos perros nunca se separaban, pero fue una gran sorpresa ver a Caramelo llegar a la escuela un día después.

Esta perrita regresó con heridas, una de ellas llena de gusanos, pero fue tratada por la veterinaria Siuly Gothop, para cubrir sus gastos médicos los estudiantes contaron con la colaboración de personas de buen corazón. Actualmente siguen vivos los dos, y son los guardianes de la Escuela de Salud Pública de la UCV.

Rayito fue el primer rescate como grupo de Protección Canina SP UCV, cuando lo encontraron tenía aproximadamente 4 meses de edad y presentaba heridas abiertas, estaba muy sucio, lleno de grasa mecánica y con un poco de desnutrición. Fue atendido por un veterinario y resguardado dentro de la escuela pero por muy poco tiempo, ya que, fue adoptado por el presidente y vicepresidente de esta fundación, actualmente tiene 3 años.

Otros fuera de la Universidad

El Negro habita en la parroquia Macarao, es el más viejito de todos, cariñoso, inteligente, cuidador y siempre alerta a los llamados de sus proteccionistas. Está viejito pero tiene alma de joven.

Sasha también vivía en  Macarao, tuvo dos cachorros, uno fue dado en adopción. Sasha fue víctima del abandono y maltrato animal por sus adoptantes, la dejaron a la deriva por la zona. El pasado 31 de julio la encontraron sin vida en los alrededores de la comunidad, se presume que fue por envenenamiento.

Polari es una de las más tremendas, cariñosa, atenta y bullera, pero llena de amor. Este año tuvo su primera camada de 16 perritos. Actualmente se están dando en adopción a sus cachorros.

Otra que fue madre primeriza en este 2019 fue Princesa, la más chiquita de la manda y hermana de Polari. Su camada fue de 4 perritos, solo se salvaron Vaquita y Nala, las cuales, a los 4 meses de edad fueron envenenadas.

Esta fundación también imparte charlas en escuelas acerca de la importancia del NO maltrato animal y NO al abandono animal.