Piden justicia para Ricardo Castro y Jhonaikel Moreno, asesinados en 2018 por cuerpos de seguridad

Antonio González Plessmann, representante de colectivo de DDHH SurGentes, aseguró que pese a que hay muchas pruebas y testigos, el caso tiene más de un año y no avanza

Heidy Moreno, madre de un adolescente asesinado en diciembre de 2018 por cuerpos de seguridad, pide que los responsables de la muerte de su hijo sean presentados ante tribunales.

La víctima, Ricardo Castro, y su primo Jhonaikel Moreno, se encontraban en la vivienda de Moreno, ubicada en El Valle, el 5 de diciembre de 2018, cuando dos grupos de las Fuerza de Acción Especial de la Policía Nacional Bolivariana (Faes) ingresaron a la casa y arremetieron contra los presentes en una balacera en la que perdieron la vida Castro, de 12 años, y Moreno de 17.

Moreno denuncia que además de los funcionarios del Faes se encuentran involucrados en el caso dos escoltas de Freddy Bernal, quienes hasta la fecha no se han presentado en tribunales.

Antonio González Plessmann, miembro del colectivo de Derechos Humanos SurGentes, comentó que los funcionarios acusaban a los adolescentes de robar una moto.

González Plessmann aseguró que pese a que hay muchas pruebas y testigos, el caso tiene más de un año y no avanza.

“Pareciera que hay una estrategia de impunidad de hacer que Heidy y su familia se cansen”, señaló.

Ante la espera de una nueva audiencia, piden al director del Faes que los funcionarios sean trasladados al tribunal, así como atención por parte de las instituciones del Estado para que el caso no se desvíe.