“Estamos hablando de un delincuente, no de una detención arbitraria para perjudicar a sus connacionales colombianos; como quieren hacer ver desde el vecino país”, dijo el fiscal

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó sobre la detención del médico de la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera, de Valencia, por vender medicinas de distribución gratuita para tratamiento de COVID-19.

Explicó que se trata de un médico colombiano que, “con algunos cómplices”, comercializaba medicamentos que otorga el Estado de forma ejemplar y gratuita.

El primer caso es la detención del ciudadano colombiano Antonio José Amell Cantillo, médico residente de Medicina Interna en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (CHET), ubicada en Valencia.

Sostuvo que a través de denuncias realizadas por familiares de los pacientes, se pudo determinar que este médico comercializaba medicinas para el tratamiento de la COVID-19, las cuales son suministradas por el Estado venezolano de forma gratuita.

Detalló que Amell captaba a los familiares y les informaba que el hospital centinela no tenía recursos médicos, y que él podía conseguir cada ampolla de Remdesivir por un costo de 800 dólares, cuando el Ministerio de la Salud lo entrega gratuitamente.

También mantenía asociación con al menos 5 farmacias privadas, para vender los medicamentos que eran sustraídos del hospital. Por esto, el Director de ese hospital, Alexis Rivera, está siendo investigado para determinar si hubo complicidad de su parte.

Junto a Amell, fue detenida Francis Margarita Aguiar Salazar, representante de la Quincalla y Frutería Central, ubicada detrás de Ciudad Hospitalaria carabobeña Enrique Tejera; donde se incautaron planillas y formularios de documentos.

A Amell, se le imputa por concusión, contrabando de extracción y asociación para delinquir. A Aguiar se le imputan los delitos de forjamiento de documentos públicos, contrabando de extracción y asociación para delinquir.