Darwin González: El adversario a derrotar en Baruta es la abstención

El alcalde de Baruta y aspirante a la reelección propone encuestas, primarias o consenso para definir las candidaturas de los sectores que se oponen al oficialismo. “Hay que dejar que se asiente el agua para que la gente piense, tenga tiempo de presentar su propuesta. Pero hay que tener lista la unidad en una fecha. En el municipio Baruta la gran mayoría es de oposición y debe estar gobernado por una persona que se identifique con la mayoría”

Con sus botas negras, el alcalde del municipio Baruta, Darwin González, parece estar listo para pasar por cualquier charco o superar cualquier hueco. González ya hizo pública su voluntad de postularse para la reelección en los comicios previstos para el 21 de noviembre “siempre y cuando los baruteños así lo decidan”, aunque también ha insistido en que los sectores que se oponen al oficialismo deben presentar candidaturas unitarias. Para llegar a ellas, propone evaluar encuestas, realizar primarias o labrar consensos.

Cuatro años es poquito “para hacer todo lo que uno quiere hacer”, pero aclara que ocho “es más que suficiente”, porque no está a favor de la reelección indefinida: la considera “un perjuicio a la democracia”.

“No he escuchado el nombre de otros candidatos, sé que el PSUV va a postular. No he escuchado de la oposición, pero estoy seguro de que van a salir, es legítimo, se entiende y es parte de la democracia. Pero como ciudadano creo que hay que buscar, en aquellos municipios donde haya varios candidatos de alternativa democrática, los mecanismos de entendimiento y que sea uno solo”, insiste. “Los grandes triunfos son cuando vamos unidos; desunidos tenemos resultados desfavorables, y esto no va a ser la excepción. Es válido que todo el que tenga aspiraciones se lance, haga sus propuestas. Yo tengo planes, no voy a caer en la política de desprestigiar al otro candidato. Tengo gestión que mostrar”.

Ya el CNE “acaba de dar la luz verde. Hay que dejar que se asiente el agua para que la gente piense, tenga tiempo de presentar su propuesta. Pero hay que tener lista la unidad en una fecha. En el municipio Baruta, la gran mayoría es de oposición y debe estar gobernado por una persona que se identifique con la mayoría”.

Los retos del agua y la luz

González afirma que ha tenido una alcaldía “en tiempos de guerra”, porque le ha tocado afrontar “las siete plagas”. El primer año soportó la hiperinflación, y la recaudación pasó de 120 millones de dólares a dos millones, relata. El segundo año fue la crisis eléctrica, el año de los mega apagones que en Baruta se prolongaron aún más por la explosión de un equipo. El tercero, la pandemia. Pese a ello, quiere proseguir “porque tenemos mucho que dar, mucho que avanzar, proyectos que seguir llevando a los baruteños”.

El principal problema de Baruta, confirma, es la falta de agua que afecta a todos los sectores, y “un ciclo de racionamiento que llegó para quedarse desde hace varios años” y que no siempre se cumple. Aunque es competencia de Hidrocapital, sabe que la gente espera que el alcalde lo resuelva.

“Buscamos tener una relación cercana con Hidrocapital, responsable del tema, porque para solucionar tenemos que trabajar de la mano con ellos. Nuestro director general, Luis Aguilar, ha estado muy activo con la relación y la información sobre los ciclos de agua”, destaca.

También crearon una dirección de agua para reparar los botes (según sus cálculos, unos 50 al mes), tres cuadrillas a cargo de esta tarea y un equipo que se dedica a la limpieza de aguas negras.

En Baruta no han podido escapar de los pozos de agua profunda. “Hay tres activos (Parque Codazzi para Prados del Este, Polideportivo Rafael Vidal para la parte baja de La Trinidad, Santa Rosa de Lima) y dos en culminación (Hoyo de La Puerta y Manzanares)”. Cada uno cuesta entre 20 mil y 60 mil dólares y puede atender entre 3 mil y 4 mil personas. Está en estudio la construcción de pozos en La Bonita, El Cafetal, Colinas de Bello Monte, Los Samanes, Las Minitas, Monterrey y Alto Prado.

“Primero pasa en la mente, si no lo sueñas, jamás lo vas a poder hacer. Se ha avanzado muchísimo en el tema”, asegura.

Otro problema para Baruta es la falta de iluminación en algunos sectores, que es competencia de Corpoelec. “La oscuridad se asocia con la delincuencia, hay que hacer un trabajo para iluminar el municipio, que es muy grande, más de 90 kilómetros cuadrados y una variedad de sectores”, refiere. Con el programa Luz para Baruta han tratado de vencer estas sombras. “No puedes pedirles a las personas que salgan si está oscuro, porque la oscuridad va de la mano con sensación de inseguridad”. Esto incluye los bombillos convencionales y la iluminación led. “Esperamos poder pasar a mediano plazo a todo el municipio Baruta a luz led”.

No politizar la seguridad

Por encima de las diferencias políticas, alega González, Polibaruta ha trabajado con los organismos y entes del Estado. “La seguridad no se politiza”, subraya, “y tenemos grandes logros”. Afirma que desde hace año y medio “ya no hay secuestros”, se han reducido los robos (65%), robo de vehículos (89%) y todos los delitos (75%).

Al hablar sobre los recursos para la seguridad (que asevera que es 20% del presupuesto) es inevitable referirse al presupuesto del municipio: “El presupuesto es de 8 millones de dólares al año. Hace 10 años se recaudaba el equivalente a 110 millones de dólares. En nuestro primer año recaudamos 2 o 2,5 millones. El segundo año, cuando se hicieron reformas tributarias, comenzó la dolarización y subió a 4 millones de dólares. En 2020 fue de 5 millones. Estimamos que este año sea de 8 millones”, sostenido en 95% por la recaudación. Sigue siendo deficitario, admite. “Si tuviéramos 20 o 25 millones de dólares sería lo ideal para tener mejores sueldos para empleados (3.500 trabajadores, ocho escuelas municipales, seis ambulatorios, 16 módulos policiales, 16 polideportivos)”.

Tapar huecos es otra misión que puede parecer imposible en Caracas, porque “los materiales no son de la misma calidad de otras épocas” y lo afectan las lluvias y las altas temperaturas. “Con los reportes de los vecinos tratamos de irlos tapando”.

¿Por qué quiere continuar al frente de Baruta? “En estos años hemos aprendido muchísimo, nos ha tocado una economía de guerra. Hemos podido superar las adversidades, tenemos una gestión que enseñar a las personas. Pase por donde gobierna la alternativa democrática y pase por donde está el oficialismo, y compare”. En estos tres años, expone, “hemos aprendido mucho, tenemos un muy buen equipo, soñamos con un municipio que puede seguir mejorando. Sí se pueden hacer las cosas con honestidad, con trabajo y con gerencia. Podemos tener un municipio limpio, con espacios públicos dignos y gobernar para todos con inclusión”.