Alberto Vivas, de Familia Metro, insiste en que “todos los días el sistema falla”, o por problemas de electrificación o por eventualidades en los trene; lo que ocurre es que las fallas del sábado pasado y la de este viernes suelen ser “más significativas”, afirma.

Hace una semana el Metro de Caracas presentó el descarrilamiento de un tren en la estación Los Dos Caminos de la Línea 1, y hasta la fecha, siete días después, las autoridades del subterráneo no han ofrecido detalles sobre lo ocurrido.

La información que maneja la organización Familia Metro, es que en lo que va de año van cinco descarrilamientos de trenes en el subterráneo de Caracas: tres en lo que va de mes; cuatro han ocurrido en los patios de estacionamiento y uno en las vías de la línea 1, registrado el pasado sábado 17 de agosto.

Para Vivas, vicepresidente de la ONG, eso que está ocurriendo con tanta frecuencia es una situación inédita desde que Caracas cuenta con transporte subterráneo. “Esto no sucede en ningún sistema de transporte de trenes del mundo, solo en el Metro de Caracas”, apunta.

Vivas aclara que, no es primera vez que suceden descarrilamientos en el Metro, porque en otros años también ocurrían, pero como “algo esporádico”.

De igual forma insiste en que “todos los días el sistema falla”, o por fallas de electrificación o por fallas en los mismos trenes. Lo que ocurre, según Vivas, es que las fallas del sábado pasado y la de este viernes 23 de agosto, que dejó a la línea 1 inoperativa por varias horas, son las más significativas por lo que ocasionan en la prestación de servicio a los usuarios.

Siempre hemos denunciado que el tema del Metro se ha debe a que han dejado de hacer mucho mantenimiento por diversas razones. Este colapso llevará a la paralización del sistema y eso es lo que no queremos que suceda”,enfatiza.

Estas problemáticas Vivas las asocia a la corrupción, la ineficiencia y la mala gerencia que asegura existen en la actualidad dentro del Metro de Caracas.

El ex trabajador del Metro de Caracas afirma que, el sistema subterráneo “ha recibido el dinero suficiente para llevar a la compañía a su máximo nivel”, y a su parecer “ha sido todo lo contrarío”, resultando en que se convierta, desde su perspectiva en “la empresa más deteriorada, incluso, “más que Pdvsa”,asevera.

Por el camino que va el Metro, de presentarse un colapso general, “ni siquiera serán suficientes las rutas de contingencia”, según Vivas, quien invita a observar los estacionamientos y talleres ubicados en la estación La Paz, describiendo el lugar como un “cementerio de autobuses, muchos de ellos nuevos”.

Esta insuficiencia quedó demostrada, según él, durante la contingencia de los apagones de marzo, debido a que, cuando se presentan estas situaciones, dejan de prestar servicio rutas de Metrobús para utilizar las unidades como vías de emergencia.

Lo que el sistema requiere, desde la opinión de Familia Metro es: atención, buena gerencia, mantenimiento y recibir nuevamente ingresos propios a través de la venta de tickets continuos.

Pero esto no sucederá hasta tanto no sea manejado por una nueva directiva, dice Vivas, quien insiste en que “la mala gerencia” quedó demostrada, con lo que el describe como un “invento” para referirse a la implementación de la venta de tickets que se reanudó recientemente, iniciativa que asegura no funciona debido su intermitencia ante la insuficiencia de boletos para todas las estaciones.

“El tipo de tickets indica cómo trabaja esta gerencia que está llevando al Metro de Caracas”.

Los usuarios corren peligro

Para Alberto Vivas de Familia Metro, “no hay duda” de que los usuarios del Metro de Caracas corren peligro y lo reafirma con lo sucedido con el descarrilamiento del tren en la estación Los Dos Caminos, el pasado sábado, que dejó ocho personas heridas, las cuales fueron trasladas a centros hospitalarios.

Desde el punto de vista de su opinión, esto ocurre porque “existe un personal muy mal formado” dentro del sistema de transporte, no solo en el manejo de los trenes sino en todos los niveles, incluso dentro del Centro de Control de Operaciones (CCO).

“El Metro no es nada más manejarlo, hay que saber una serie de procedimientos a la hora de una eventualidad que solo un operador con alto conocimiento sabe implementar”, sostiene.