Especialista Julio Romero: Los medios de comunicación inducen a la hipersexualización infantil

Zurima Vásquez @zdvasquez | Video: Miguel "Cuchi" Romero | Edición: David Garrido

El film “Guapis”, titulada originalmente “Mignonne” ganó alrededor de 60 premios en varios festivales de cine internacional. En su original guión cuenta la experiencia de vida de una niña refugiada, el libreto ganó el Premio de Cinematografía Global de Sundance en 2017

A propósito de la conflictiva película titulada “Guapis“, transmitida por la plataforma Netflix, el abogado y especialista en derechos humanos (DDHH), Julio Romero, destacó que esta cinta refleja factores como acoso escolar, presión social, violencia de género, entre otros.

Las Guapis
Foto: Cortesía

Romero, quien también es coordinador de la Fundación Habla, enumeró algunas de las causas de la hipersexualización infantil:

En primer lugar, tiene origen en los medios de comunicación, ya que, transmiten programas que inducen a ello, como por ejemplo los consursos de belleza mini.

En segundo término, los padres, madres y representantes incentivan a los niños y niñas a bailar al son de reggaetón en las fiestas familiares.

Y como tercer factor, indicó que impera la presión social, “los grupos sociales donde se desarrollan los niños y niñas”.

Romero también aconsejó que, a partir de los 14 años de edad se le permita a los adolescentes tener acceso a un dispositivo móvil propio, no en edades más tempranas.

Por otra parte, agregó que los padres y representantes de los niños, niñas y adolescentes deben mantenerse alerta, ya que el 90% de los casos de abuso sexual infantil forman parte del primer circulo cercano de la víctima (familiares y amigos).

Asimismo, el especialista sostuvo que “la fragmentación de los hogares” es un factor preponderante para que los victimarios ejerzan su autoridad de tipo sexual en los niños y adolescentes, y así abusar de ellos.

Otro tema que no escapa de la realidad de los infantes y adolescentes es el ciberacoso, ya que, gran porcentaje de los niños, niñas y adolescentes emplean las redes sociales si supervisión de un adulto, y así evitar el grooming (engaño pederasta).

Foto: Cortesía

Finalmente, recomendó Romero a los padres y representantes extremar los cuidados y supervisión de los infantes, para evitar ser víctima de este tipo de flagelos.