Aumento indiscriminado del pasaje afecta el bolsillo del venezolano

El salario mínimo, la escasez de efectivo y el aumento diario por parte de los choferes en diversas rutas son las peripecias que tiene que afrontar el venezolano diariamente.

Usuarios manifiestan que, aunque comprenden que los transportistas tienen que cubrir sus gastos personales y los de la unidad, también hay algunos que “se pasan de abusadores’’, pues después de cierta hora comienzan a cobrar casi el doble del pasaje. Algunos indicaron que varias veces han tenido que caminar y agarrar metro para ahorrar efectivo o por la falta del mismo.

Señalaron que aquellos con salario mínimo lo gastan todo en pasaje, al igual que el poco dinero que pueden retirar en los bancos no es suficiente para el gasto diario del transporte, y que en algunas ocasiones han tenido que optar por pagar con divisas debido a la escasez de bolívares en efectivo.

Por otra parte, los choferes declaran que el precio actual se encuentra por debajo de lo necesario para poder comprar los materiales requeridos para el buen funcionamiento de la unidad; señalan que sí debe haber un aumento que alcance a cubrir sus necesidades, pero es necesario que esto sea evaluado porque no pueden ‘’clavar’’ a las personas ya que entienden que muchos no tienen efectivo y que el salario mínimo no les alcanza.