A inicios de temporada nadie se esperaba esta final: el Liverpool y el Tottenham dejarán todo en la cancha para poder llevarse a casa la codiciada “Orejona”

Ambos saben lo que es ganarse las cosas a pulso. Ninguno de los dos es inglés pero supieron como llevar a dos equipos de la Premier League a disputar una final inédita de Champions League. Jürgen Klopp y Mauricio Pochettino son los directores de estas orquestas llamadas Liverpool y Tottenham.

Este sábado (3 PM, hora venezolana) se juega la final de la Liga de Campeones de la UEFA en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, España, en donde los Reds y los Spurs dejarán todo para llevarse la máxima gloria que significa alzar la “Orejona”.

Además del trabajo constante de los jugadores (protagonistas indiscutibles del juego) a lo largo de la temporada,  los directores técnicos son las mentes que están detrás de todo el planteamiento táctico en el campo, por lo que en Contrapunto quisimos hacer una comparación entre los técnicos finalistas, para demostrar fortalezas, debilidades y puntos en común.

Jürgen Klopp, el que se la vive como jugador

El verdugo del Barcelona en semifinales. La espectacular remontada del Liverpool a la oncena de Valverde silenció todos los pronósticos de la final. El nacido en Sttutgart, Alemania, afronta su segunda final consecutiva de Champions y la tercera de su carrera (Final 12/13 Dortmund-Bayern).

El Mainz le dio la oportunidad de debutar como entrenador, y allí se mantuvo durante ocho años. Durante ese tiempo, logró ascender al equipo a la Bundesliga y los clasificó a la Europa League en la temporada 2005/06. Al año siguiente, el Mainz volvió a bajar a segunda división y Klopp abandó su cargo al final de la temporada 2007/08.

En la siguiente temporada llega al Borussia Dortmund para colocar al equipo en la élite europea del fútbol. Con dos primeras campañas bastante humildes, en la 2010/11 el Dortmund daría la sorpresa proclamándose campeón de la Bundesliga, revalidando el título en la campaña siguiente junto a la Copa de Alemania. En  la 2014/15, Klopp dejó de ser entrenador del Dortmund luego de una campaña irregular, pero con un palmarés de dos Bundesliga, una Copa de Alemania, dos Supercopas alemanas y el subcampeonato de la Champions.

Luego de un año sin dirigir, llegó al Liverpool en 2015 para disputar su primer partido oficial de Premier ante el Tottenham, casualmente (quedó 0-0). Aún no ha logrado ganar las competiciones en Inglaterra, pero va por la revancha de la Champions este año.

En Alemania existe el término llamado gegenpressing, que se refiere a una táctica basada en la que el equipo debe ejercer presión luego de perder la pelota para recuperar la posesión, en vez de reagruparse. Klopp es defensor experto de esta filosofía y vaya que lo ha sabido aplicar en el Liverpool.

“El fútbol del Barcelona es como la música de orquesta, pero yo prefiero el heavy metal. Es fútbol de serenidad y yo quiero fútbol de lucha” comentó antes del partido de semifinales.

Mauricio Pochettino, el “hombre milagro”

Mauricio Pochettino, el técnico argentino que no hizo fichajes en el verano, logró conducir al Tottenham por la senda de la victoria hasta llegar a la primera final de Champions en la historia del club.

Con una tormenta de lesiones a final de temporada, que se llevó a su principal referente, Harry Kane, “Poch” supo sacar provecho de una talentosa plantilla, que contó con los aportes de Heung Min Son y Lucas Moura para llegar a la final de la Champions.

El exjugador del Espanyol obtuvo su licencia de entrenador en el año 2008, donde empezó como tercer técnico del equipo femenino de su antiguo club. Al año siguiente, tras el despido de José “Mané” Esnal, Pochettino se hizo cargo de un equipo en puestos de descenso y en una situación delicada.

El Espanyol permaneció en primera división en La temporada 2009/10, luego de que lograran sumar 32 puntos en 19 encuentros. Luego de tres años en el club catalán, es destituido en el 2012 por obtener sólo 2 victorias en las primeras 13 jornadas.

En enero de 2013 llega a la Premier League a dirigir al Southampton para salvarlos también del descenso, estando allí por una temporada y dejándolos en el octavo puesto de la clasificación.

En 2014 firma un contrato con el Tottenham Hotspur, ganando sus dos primeros encuentros y terminando esa temporada en el quinto lugar de la Premier y accediendo a la Europa League. En la temporada siguiente, los Spurs entrarían en puestos de Champions.

De ahí en adelante, Pochettino no ha dejado que su equipo esté abajo del quinto puesto de la Premier y, logrando este año, llegar a la primera final de la Champions en la historia del club y del argentino, tras vencer agónicamente al Manchester City en semifinales.