Barcelona y Real Madrid buscan devolverle la sonrisa a la hinchada en otro capítulo del “Clásico del fútbol mundial”

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

Analizamos los posibles escenarios del llamado “Clásico del fútbol mundial” y la actualidad de ambos equipos

Se viene otra edición del Clásico del fútbol mundial, FC Barcelona por un lado en la etapa de reconstrucción con el holandés Ronald Koeman a la cabeza y del otro lado el Real Madrid, un equipo que pasa sus horas más bajas desde la llegada al banquillo de Zinedine Zidane. Sin embargo, en estos juegos la actualidad no es relevante y siempre predominan las ganas de triunfar.

En La Liga, tanto Madrid como Barcelona vienen de sufrir una derrota, los merengues sucumbieron ante el Cádiz, mientras que la oncena azulgrana no pudo sumar ni un punto ante el Getafe, la historia de los dos clubes más grandes de Europa se ha visto opacada ante circunstancias de reconstrucción, renovación y falta de elementos dentro y fuera de la cancha.

Actualmente, el Real Madrid ocupa la casilla número tres con 10 puntos y un partido menos, mientras el Barcelona aparece en la casilla nueve con 7 puntos y dos encuentros menos, razón por lo que ambas ubicaciones resultan engañosa,s pero un poco acordes a su pobre desenvolvimiento.

Por el lado del FC Barcelona aparece un Messi que estuvo a punto de irse, y al que le sacaron a su principal socio, Luis Suárez. En el Real Madrid, Zidane sigue atornillando a unos futbolistas que ya cumplieron un ciclo que el francés se niega a cerrar, Modric, Kroos, Benzema, necesitan nuevos desafíos quizás alejados de “La Casa Blanca”, donde ya ganaron todo lo que tenían que ganar.

Del otro lado aparece un FC Barcelona que muestra gran debilidad en defensa, algo que reflejó Gerard Piqué ante una oncena húngara en fase de grupos de Champions, junto a un Lenglet muy oficioso pero que no es quizás un jugador de equipo élite, esperando turno se encuentra el central uruguayo, Araujo, que surge como una alternativa para los dirigidos por Ronald Koeman.

Del lado merengue, Varane se ha mostrado con varias deficiencias, caso contrario al de Sergio Ramos, quien a medida que pasan los años no le pesa tomar la batuta y convertirse en el futbolista más importante de su equipo.

En la mitad de la cancha, a pesar de las salidas de Vidal y Arthur, el Barcelona muestra gran solvencia con Pjanic, De Jong y Coutinho, quienes uno supone deberían ser los titulares, con un Busquets que sigue dando lo que puede pero que quizás no esté para los 90 minutos. Sin embargo es un futbolista nacido para estos momentos.

Destacamos la juventud de una de las nuevas joyas del fútbol mundial como Ansu Fati, un jugador que se ve muy disciplinado y talentoso a la hora de encarar un partido, un indiscutible hasta los momentos en la convocatoria de su selección y actualmente llamado a ocupar ese puesto a futuro de estrella en el FC Barcelona.

Por el lado merengue, hablar de Vinicius es hablar de aquella famosa frase: “¿Y Vinicius pa cuando?” Un jugador talentoso que exagera con el regate y que le sigue faltando gol, a pesar de la joya que le endosó en Champions al Shakhtar en la derrota de su equipo.

Algunos jugadores seguirán esperando su turno como el caso del uruguayo Valverde por el Madrid, el portugués Trincao en Barcelona, jugadores de sobrada calidad y que resulta difícil no verlos en la alineación titular.

La mesa está servida y en Contrapunto conversamos con Stefano Sabatini acerca de todo lo que nos dejará este encuentro, posibles escenarios y resultados. ¿Es un Clásico devaluado? o ¿Volveremos a ver buen fútbol entre ambas oncenas?