Bernardo Lander reivindica el valor del binomio caballo y jinete en los deportes ecuestres

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo Fotos: Alonso Calatrava

Un joven atleta que viene en constante evolución y que se prepara para seguir sumando y dejar en lo más alto a nuestro tricolor nacional

Bernardo Lander es uno de los máximos exponentes de la equitación venezolana, campeón nacional y en su momento clasificado a los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Pero desde aquel muchacho que cumplió el sueño olímpico hasta el presente, la evolución ha sido notable y cada día se concentra más en alcanzar metas dentro de hermoso deporte.

Contrapunto conversó con el atleta venezolano en otra entrevista deportiva y sobre los aprendizajes que ha tenido en la equitación: “Hemos evolucionado bastante junto a mi caballo, hemos llegado a puto en el que hemos saltado a los más alto a nivel nacional y me contenta mucho lo que hemos logrado”, afirmó.

Destacó la capacidad de su equipo de trabajo y todas las metas que juntos pueden conseguir, y que se han trazado para un futuro cercano, las cuales las trabaja con perseverancia y sobretodo ese gran talento que ha dejado en cada presentación.

De su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud, destaca que a pesar de la caída en su segundo intento, aprendió mucho la importancia del caballo en este deporte, algo que siempre tiene claro pero que afianzó por encima de su descalificación, lo importante para el era el caballo y su bienestar.

En este sentido, Lander inició un proyecto de la mano con la Universidad Metropolitana y que se basa en la concientización del manejo y cuidado de los caballos: “Siento que es un tema que hay que manejar en Venezuela, un país tan ligado al mundo ecuestre”.

“Esta idea surge luego del premio del Fair Play en los Juegos Olímpicos de la Juventud, sentí que hay la necesidad de que el caballo se coloque por delante en cada competencia y tener un buen manejo del mismo. Lo principal que quiero es mejorar la calidad de vida del equino en Venezuela”, señaló.

Con este proyecto espera llegar a clubes, fincas e incluso hasta el hipódromo, luego de sentirse realizado en el mundo equino, espera llegar al mundo vacuno.

Destaca que dentro de los deportes ecuestres la prioridad siempre es el caballo, y el binomio que existe que destaca la química entre el equino y el jinete: “Hay cierto conocimiento, se como se pone el caballo en cada movimiento y se como se pone en cada circunstancia. Cuando sale de la cancha y la adrenalina”.

La pandemia como al mundo entero, trastocó un poco los planes de Bernardo, la temporada se frenó, sin embargo espera seguir adelante: “Es un año de desarrollo que se perdió, sin embargo creo que se puede seguir adelante. De los golpes más duros que me ha dado la pandemia fue perder mi participación en el FEI Challenge, fue fuerte no poder ir ya que se trabajó fuerte en tres eventos para obtener los resultados”.

“La competencia fue cancelada por la pandemia, pero el resultado no va a contar para la temporada que viene. vamos a tener que sumar de nuevo los puntos para poder clasificar. Hay que echarle pichón”, aseveró.

Sin embargo, no ha perdido el foco, y se ha mantenido el debido cuidado de su caballo.

Bernardo Lander espera participar en los próximos Juegos Bolivarianos y en la prueba completa acá en Venezuela, quiere tener un sitio en donde trabajar y llegar a ser un jinete relevante a nivel mundial. Con suficiente trabajo y esfuerzo espera participar en los Juegos Olímpicos de París 2024.

En cuanto al aprendizaje que ha dejado la pandemia, principalmente recomienda ser proactivo y convertirse en un agente de cambio, poder ir contra corriente y siempre cumplir los objetivos.