“Ota el Hipopótamo”, un cuento infantil que busca llevar el mensaje y las emociones por encima de la apariencia

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

La diseñadora Marcia Arocha y el músico Rodrigo Gonsalves (Viniloversus y Arawato), unen todo su talento en un cuento ilustrado, dirigido a niños entre 2 y 6 años

La idea de hacer un cuento para niños nació de la escasez que notaban Rodrigo Gonsalves y su esposa de cuentos infantiles en español modernos, aunque en Estados Unidos veían los tradicionales, le faltaban los modernos. Asegura que no fue muy planeada la idea de sacar un cuento, por el contrario nació de una canción y de la fascinación que tenía su hijo Sebastián por los hipopótamos y que al no poder pronunciar su nombre los llamaba “Ota”. 

Rodrigo contó a Contrapunto que luego de componer esa canción para su chamo, es que surge la motivación de crear esa melodía sin mucha expectativa y que se llamó “Ota el Hipopótamo”. 

“Lo curioso de esto es que cuando llegaron mis suegros en la víspera del nacimiento de mi segundo hijo Santiago, compartimos esta canción y gustó tanto que tomamos la decisión de grabarla a nivel profesional”. 

De igual manera, asevera que una canción no les pareció suficiente y su esposa decide terminar el primer borrador y la narrativa del primer cuento, con todos los personajes inmiscuidos en esta canción, luego vino la parte de la ilustración y se logró la evolución digitalizada y aprovechando la imagen del hipopótamo como protagonista de este elemento. 

El mensaje que busca llevar “Ota el Hipopótamo” es la importancia del pensamiento y las emociones por encima de la apariencia de los seres vivos: “En esta época tan complicada donde el racismo sigue presente, es importante inculcar a los niños que el color de piel es insignificante”. También se busca que a nivel pedagógico el niño comience a dar los primeros pasos en el entendimiento y la inteligencia emocional. 

Este proyecto es definido por Rodrigo como un bonito ejercicio para crear algo que lo ayude a conectar con lo niños, y considera que todo músico debe realizarlo aunque sea una vez en la vida debido a la sinceridad de única de los infantes. 

“Como padre es muy bonito pensar que estamos inculcando cierto valores con el tema de la lectura, ha sido un gran aprendizaje para mi y grabarlo en conjunto con mi esposa que hizo un par de voces, ha hecho que el proyecto sea muy divertido”, afirmó. 

Por su parte Marcia Arocha afirma que esperan hacer un lanzamiento en físico para cuando todo el problema de la pandemia pase, poder entrar en algunas librerías y también tienen la idea de completar dos libros que sigan contando las aventuras de Ota. 

“Nos hemos dado cuenta que cuando le leemos a Sebastián, hace mejor las actividades y con emoción gracias a la música, el cuento y así queremos seguir esta investigación para que los cuentos sean divertidos y también pedagógicos”. 
Espera que sea un proyecto para toda la vida y seguir reimprimiendo los libros, debido a que mientras a más niños puedan llegar seguirán cumpliendo el objetivo. 

Marcia relata que eligieron al hipopótamo porque es un animal enorme que a muchos les gusta, y que las cualidades de agua y tierra son las que principalmente hacen que tanto niños como niñas se puedan ver representados en el mismo.