Alfredo Naranjo recuerda a Víctor Cuica como el gran músico que acompañó a la noche caraqueña

Cuando se va un músico de la estatura de Víctor Cuica no es extraño encontrar el dolor de su partida en su colegas, amigos, compañeros de tarima en acordes, risas y melodías.

Alfredo Naranjo, músico, compositor y mejor amigo compartió uno de los momentos en que Víctor Cuica se entregaba a la música por allá en mayo de 2014 para rendirle tributo al gran Cheo Feliciano, cantando “Tú mi delirio”, de César Portillo de la Luz, en el Centro Cultural.

Víctor Cuica estaba con su inseparable saxofón y esa voz ronca con la fuerza de destilado de la caña y la dulzura del azúcar.

También fue actor y muchas de las películas venezolanas registraron su talento.

Alfredo Naranjo lo recuerda cantando ese tema emblema del movimiento del “Filíng” en Juan Sebastian Bar, en El Rosal, y en muchos escenarios de la noche caraqueña.