Los perros, gatos, aves y mamíferos también pueden contraer este virus, pero es muy diferente al de Wuhan

Luego de los recientes contagios del coronavirus propagado en Wuhan, China, la población se mantiene alerta acerca de que si este virus puede afectar a las mascotas.

El coronavirus canino (CCV) es una enfermedad intestinal que se puede encontrar en perros. La causa más común de esta infección es la exposición de heces de un perro infectado, pues los filamentos virales pueden permanecer en el cuerpo del animal y excretarse en las heces por hasta seis meses.

Otros factores que incrementan una posible infección es el estrés por el entrenamiento intensivo, el hacinamiento y las condiciones insalubres.

Entre los síntomas se encuentran diarrea, fiebre, vómitos y pérdida de apetito. Los cachorros son los más susceptibles.