En Contrapunto padres adoptivos de mascotas narran sus historias: conozca la de Curiosa

Zurima Vásquez Foto: Carlha Aristimuño

Los rescatistas y los amantes de los gatos conocerán una historia de Curiosa: la gatita que fue adoptada en el estacionamiento de un edificio en Caracas

Los gatos, uno de los últimos animales en ser domesticados, son excelente compañía para los humanos, pues son capaces de dar amor y obedecer a ciertos mandatos.

En esta oportunidad, Carlha Aristimuño, le cuenta a Contrapunto la historia de Curiosa, la adorable gatita que adoptó.

Esta madre gatuna narró que un día no había agua en el edificio donde ella reside, en Caracas, por lo que bajó con su hermano menor al estacionamiento a llenar unos botellones. En ese momento, su hermanito le dijo que sintió algo que se le pegó en el pie y cuando ambos bajaron la mirada, resultó ser una la gatita.

Él preguntó de quién era y los vecinos respondieron que tenía varios días en el lugar. No sabían de quién era.

Aristimuño comentó que la gatita tenía aproximadamente un mes de nacida. “Cuando la vi me enamoré. A mí no me gustaban los gatos; siempre les había tenido un poco desconfianza, pero creo que por tenerla a ella desde que estaba chiquitita descubrí que los gatos son súper inteligentes”.

Ella relató: “mi hermano y yo recogimos a la gatita, la subimos al apartamento y nos quedamos con ella. Durmió conmigo desde ese día”. Señaló que, a medida que fue creciendo, hacía sus necesidades en las matas de su abuela, situación que le disgustaba a la señora, motivo por el cual tuvo que trasladar a Curiosa para la casa de su padre.

“Mi papá vive en una casa abierta. Allá le hice una camita y le coloqué unos envases para su comida. Desde que llegó a esa casa se nota que es feliz”, dijo.

Curiosa muy cómoda en su cama

Contó que Curiosa se ganó el corazón y el cariño de todos los miembros de su familia y amistades más cercanas. Hasta el cariño de mi papá, que no le gustaban los gatos. Ella cuando ve a mi papá se pone súper cariñosa con él. Desde que escucha el carro, ella sale corriendo al balcón, se asoma y comienza a maullarle desde arriba. Me deja loca con lo que hace”.

“Esa gata se robó el corazón de todo el mundo, principalmente el mío. Ella me conquistó. Los gatos tienen algo especial”, apuntó.

Relató que toda su familia está muy pendiente de Curiosa. “Siempre me dicen: mira esto, se lo guardé a la gatita. Estos pellejitos de pollo son para Curiosa. Hoy la gata comió tal cosa”.

Respecto a la alimentación, señaló que la gata es “bastante quisquillosa, pues los primeros meses solo comía gatarina de pescado. Si le compraba de carne no se la comía, la olía y se iba. Luego, mi papá la malacostumbró a darle carne molida y desde ese día ya no quiso comer más gatarina”.

Carlha compartió con Contrapunto dos anécdotas muy preocupantes: “un día noté que Curiosa tenía la barriga muy hinchada y me alarmé porque estaba muy pequeña, no sabía a dónde acudir. Los servicios veterinarios son costosos, la llevé a la Asociación Prodefensa de los Animales (Aproa) y resulta que lo que tenía eran parásitos”.

Lo otro fue que tiempo después,el papá de Charla llegó y todos notaron que ella no salió a recibirlo. “Nos pareció extraña su actitud porque ella estaba acostada, calladita, y ella no es así. Ella se acerca a uno cuando llegamos a la casa.  Al rato de haber llegado mi padre, él la fue a buscar y estaba sobre un charco de sangre con los intestinos afuera, la llevamos rápido al veterinario y la cocieron, luego la traje a mi casa y la cuidé como a una hija. Yo hago lo que sea por mi gata porque la quiero demasiado”, contó.

Aristimuño explicó que Curiosa tiene su collar de identificación. Todos los vecinos saben que ella es la gata de la familia.

Varias sorpresitas

“Ahora nuestra sorpresa es que Curiosa está embarazada. Es una preocupación más porque son varios gatitos que vienen y hay que darlos en adopción. No es fácil darlos porque sabemos cómo está la situación en Venezuela para alimentar a una mascota”, aseveró.

Ella es mi bebé, mi niña. Es odiosa, no se deja tocar con todo el mundo, pero conmigo sí, la cargo y la fastidio. Ella me hace caso cuando le digo ¡no, Curiosa! Me impresiona la inteligencia de los gatos. Yo camino y le digo ‘ven, Curiosa’ y ella me sigue. El cariño que uno le agarra a un animalito es enorme. Yo puedo ver a otro gato en la calle y siento empatía pero no lo toco. Ese sentimiento solo lo siento por mi gata. Ella me conquistó y no la traiciono con más nadie.

Como dato informativo acerca de los gatos te contamos que el Día Internacional del Gato se celebra cada 8 de agosto. Se trata de una jornada para reconocer y defender los derechos de estos animales ante los abusos y abandonos que sufren diariamente, así como concienciar a la población mundial de la importancia de su cuidado y mantenimiento.

Y como dato curioso, te decimos que en el Antiguo Egipto los gatos eran adorados y su rapto o venta podía ser penado con la muerte. Su función como cazadores de ratas era muy valorado. Si un gato familiar moría, todos los miembros de la familia se depilaban las cejas en señal de duelo.

El cerebro de un gato es similar al del ser humano en 90%. Cuando un minino frota su cuerpo o cabeza con una persona u objeto es que está marcando su territorio. También obedecen mejor a las mujeres porque perciben mayormente los sonidos agudos.

Les dejamos a nuestros lectores un video acerca de los gatos domésticos, su historia y mitos.