En lugar de amenazar a sus rivales, “Estados Unidos debe aceptar la competencia. A veces ganará China, a veces Estados Unidos”, dijo el primer ministro Mahathir Mohamad

Malasia seguirá utilizando los equipos del gigante de telecomunicaciones chino Huawei “tanto como sea posible”, anunció el primer ministro Mahathir Mohamad, a pesar de las sanciones estadounidenses contra el grupo sospechoso de espionaje a favor de China.

“Huawei tiene un enorme adelanto, incluso con relación a la tecnología estadounidense” y Occidente debe aceptar el ascenso de las naciones asiáticas, declaró el dirigente de 93 años durante un foro económico en Tokio.

Huawei tiene medios de búsqueda y desarrollo “más importantes que Malasia; por lo tanto intentamos utilizar su tecnología tanto como sea posible”, agregó el primer ministro malasio.

En lugar de amenazar a sus rivales, “Estados Unidos debe aceptar la competencia. A veces ganará China, a veces Estados Unidos”, sostuvo.

“Sí, quizá espían. ¿Pero qué pueden espiar exactamente en Malasia? Somos un libro abierto”, afirmó Mahathir Mohamad. 

“Todo el mundo lo sabe, si un país quiere invadirnos les basta con venir y no resistiremos, sería una pérdida de tiempo”, agregó.

En guerra comercial con Pekín, el gobierno del presidente Donald Trump prohibió hace unos días a las sociedades estadounidenses que vendan tecnología a Huawei, número dos mundial de smartphones, poniendo en peligro el suministro del grupo en microprocesadores.