La personificación del “mediocampista moderno”, visión y espíritu de sacrificio comprimidos en 1,72 m de pura calidad

Nace en Cagliari, el 6 de febrero 1997, crece futbolísticamente en las juveniles del equipo de su ciudad natal. Desde muy joven colecciona presencias con las menores de la selección italiana. En los años 2012 y 2013 es elegido como: mejor mediocampista sub 17 y entra en la lista de los mejores 50 talentos. Debuta con el primer equipo del Cagliari el 14 de enero 2015. Nicolò juega los 90 minutos de los octavos de Coppa Italia, ante el Parma.

Ficha de Nicolò Barella en la temporada 2004-2005. Fuente: www.vistanet.it

La siguiente temporada, es cedido a préstamo al Como en Serie B, donde finaliza la temporada. Sucesivamente, la vuelta a la base. En el verano 2016 logra ganarse un puesto en la plantilla “rossoblù”, siendo considerado como “joven prometedor” de la Serie A. Con el pasar del tiempo, junto a sus excelentes actuaciones, Barella logra surgir y trepar las jerarquías, volviéndose un imprescindible en el once titular del entonces entrenador, Massimo Rastelli. El sardo logra coleccionar 28 presencias en la temporada 2016-2017.

NAPLES, ITALY – OCTOBER 01: Nicolò Barella of Cagliari Calcio in action during the Serie A match between SSC Napoli and Cagliari Calcio at Stadio San Paolo on October 1, 2017 in Naples, Italy. (Photo by Francesco Pecoraro/Getty Images)

La temporada siguiente, 17-18, Barella consigue anotar el primer gol de su carrera y en Serie A, el 17 de septiembre, en la victoria 2-0 ante la SPAL. Con el pasar de los meses Nicolò cosecha éxitos, elogios y la ruptura de un récord. 17 de dicembre, en el Stadio Olimpico di Roma, ante los “giallorossi”, se convierte en el jugador más joven en vestir la banda de capitán del Cagliari; con 20 años, 10 meses y 69 días, rdesplazando a Nicola Murru, detenedor de esa estadística. Al finalizar la temporada, cosecha 34 presencias y 6 goles, además de una renovación de su contrato con el Cagliari, hasta 2022.

En la ventana de mercado de ese verano, empieza a ser pretendido por varios equipos italianos y extranjeros. Inter, Juventus, Arsenal y Chelsea entraron en la puja por el jugador, sin embargo, él mismo consideraba que debía quedarse un año más en el equipo sardo. Al comenzar la temporada 2018-2019, Barella se consagra como uno de los mejores mediocampistas en la Serie A. El 10 de octubre, debuta con la selección mayor, bajo el mando de Roberto Mancini, ante Ucrania; partido jugado en Genova con resultado de 1 a 1. A lo largo del campeonato cosecha desempeños de extrema madurez y de verdadero pulmón del equipo. Terminaría la temporada con 35 presencias, un gol y 4 asistencias.

Acorde a su explosión, la calidad de Barella lo ha llevado a ocupar un lugar central en el proyecto de Mancini. El cagliaritano acumuló 7 presencias y 2 goles. Actualmente, el jugador se encuentra a un paso de fichar por el Inter. Nicolò ha aceptado un contrato de 5 años por 2.50 millones de euros por temporada. El Inter pagará por el 45 millones de euros, utilizando la fórmula de “prestamo oneroso con obligación a compra”; es decir, pagará 7 millones “cash”, 35 la próxima temporada, más 3 millones de bonus.

Análisis del jugador: Diestro por naturaleza, poco dotado físicamente (1,72 cm por 68 kh) convierte movilidad y agresividad en su caballo de batalla. A pesar de la joven edad posee personalidad suficiente para erguirse como punto de referencia, incluso entre sus colegas de mayor recorrido.

Enganche en un 4-3-1-2 o en un 4-3-2-1, interior o “playmaker” bajo en un mediocampo de 3, incluso medio defensivo en un reparto de 2, con tareas de organizador; el sardo se coloca en la categoría de “mediocampistas modernos”. Capaz de juntar calidad y cantidad, por ende, de cubrir literalmente todos los roles del centro de la cancha.

En fase ofensiva: Las cualidades técnicas de Nicolò Barella surgen sobretodo en esta fase. Su excelente visión de juego le dan orden y verticalidad a las maniobras, con pases, lanzamientos largo y cortos, precisos e inmediatos. Esta calidad permite al “play” de turno, mayor libertad, relevando puntos de referencias a los adversarios. Buenos y constantes movimientos sin balón, le permiten de hacerse encontrar en zonas libres, generando soluciones y suportando a sus compañeros.

De altísima calidad son sus aceleradas con la pelota al pie, que, unidas al buen drible, se convierten en peligrosas e impredecibles para los adversarios. La estadística de sus asistencias, en correspondencia a la cantidad de pases claves y filtrantes que el jugador genera. Esto, quizás, culpa de los compañeros servidos, incapaces de aprovechar los balones. Dotado de buen tiro, aunque aún no logra sacar el máximo provecho a su calidad. Aún por mejorar “gli inserimenti” (término italiano que indica cuando un jugador ataca un espacio descuidado por los adversarios, normalmente, fuera de la “zona de calor” del balón), que en conjunto a las conclusiones, resultarían fundamentales para el bagaje técnico táctico del mediocampista

Fase defensiva: Nicolò Barella aprovecha su temperamento para detener los ataques adversarios. Preciso y siempre puntal en los repliegues defensivos. Apoya constantemente a sus compañeros, proponiéndose por resistencia y espíritu de sacrificio. Su agresividad lo lleva a contrastar mucho con sus adversarios, característica que lo expone a frecuentes tarjetas amarillas (2.021 minutos jugados, 11 amonestaciones, temporada 17-18).

Su acentuado sentido de la posición y el dinamismo, convierten el cagliaritano en un jugador sumamente útil en la interceptación y la recuperación del balón, permitiéndole de consecuencia interrumpir las acciones adversarias y crear prolíficas transiciones positivas. Se integra perfectamente en un estilo de juego vertical y de contraataque. Una mención particular se la lleva su capacidad de barrida, técnica en la cual el sardo sobresale.

Puntos Fuertes:

  • Dinamismo
  • Espíritu de Sacrificio
  • Dotes técnicas
  • Dotes tácticas
  • Edad

Puntos débiles:

  • Finalización
  • Tarjetas amarillas
  • “Inserimenti”