“En esa conversación con Zapatero, si algo queda claro es el rechazo a ese mecanismo perverso de las sanciones y la injerencia”, dijo el representante del partido Cambiemos, Timoteo Zambrano

Para un encuentro con la Mesa de Diálogo Nacional, en el hotel Meliá de Caracas llegó este sábado 9 de febrero el ex presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien llegó al país en calidad de “ciudadano particular”, según informó el Gobierno español, “sin ostentar ningún cargo de representación y sin mandato alguno del Gobierno de España”.

El representante del partido Cambiemos, Timoteo Zambrano, indicó que la participación de “Rodríguez Zapatero nos ha alentado a continuar y esa visión que tiene sobre el papel que está jugando la mesa es importante”.

Asimismo, indicó que el encuentro es un incentivo para “el cumplimiento de los acuerdos firmados para avanzar mucho más rápido en la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE)”.

“En esa conversación con Zapatero, si algo queda claro es el rechazo a ese mecanismo perverso de las sanciones y la injerencia”, dijo Zambrano, quien representa a la oposición minoritaria que participa en las negociaciones con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Zambrano señaló que no han mantenido comunicación los integrantes de la Asamblea Nacional, específicamente, con ninguna de las dos directivas.

La visita de Zapatero en Venezuela, se da entorno a la polémica parada del Delcy Rodríguez en el aeropuerto de Madrid-Barajas,​ donde se reunió con el Ministro de Transporte español, José Luis Ábalos y la presunta llamada con el presidente español, Pedro Sánchez.

Con referencia al viaje, el líder del Partido Popular y la oposición, Pablo Casado, reiteró que “Zapatero hace su 39 visita a la dictadura venezolana” y se preguntó “¿Qué motiva este viaje para ver a Maduro y a Delcy Rodríguez? ¿Qué vínculos tienen Sánchez, Ábalos y Podemos con el chavismo?¿Cobró el embajador de Zapatero de la petrolera venezolana? Pedimos explicaciones sin más mentiras”.