El docente nació el 14 de noviembre de 1956 en Carúpano (Sucre) “porque en Río Caribe no hacían cesárea”, recordó el también profesor e investigador Ángel Fariña

La muerte del profesor Baumar Marín, docente e investigador de la Universidad de Oriente-núcleo Sucre, dejó a las sardinas en Venezuela sin uno de sus grandes defensores.

Marín falleció hace varios días debido a la COVID-19.

El docente nació el 14 de noviembre de 1956 en Carúpano (Sucre) “porque en Río Caribe no hacían cesárea”, recordó el también profesor e investigador Ángel Fariña.

Fue miembro activo del grupo de investigación en Biología de Moluscos y Ecología de Zooplancton, adscrito al Instituto Oceanográfico de Venezuela de la UDO. Participó en el proyecto Cariaco desde 1997, pero mucho antes, desde 1989, se desempeñó como profesor del postgrado de ciencias marinas. Obtuvo reconocimientos nacionales e internacionales.

En la que probablemente fue su última entrevista -concedida a Unión Radio el pasado 17 de marzo- Marín se refirió al inicio de la zafra de sardinas en el oriente del país. “Sabemos que el recurso está en crisis, pero es un recurso que se puede seguir explotando” siempre y cuando se respeten las normas, acotó. De 200 mil toneladas métricas anuales se bajó a 25 mil toneladas anuales, dijo, y aunque se han recuperado las poblaciones, no ha sido a la tasa esperada.

“En 2016 el recurso se declaró como sobreexplotado”, subrayó en ese momento. “Quiere decir que tenemos que tomar medidas especiales” y no “abrir más fábricas, abrir más enlatadoras, dar más permisos de pesca”. Una de esas medidas especiales es respetar la talla mínima de captura de 19 centímetros, que debe ser verificada por inspectores de Insopesca.