La crisis impide que profesores universitarios venezolanos se dediquen por entero a la docencia

Zurima Vásquez @zdvasquez | Edición: David Garrido

El gremio reclama sueldos y salarios dignos tanto para los profesores como para el resto del personal que labora en las casas de estudios superiores, también que sean éstas dotadas de recursos para que puedan operar según los parámetros para lo que fueron concebidas

A propósito del Día del Profesor Universitario, celebrado cada 5 de diciembre, el profesor Luis Buttó, secretario general de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (APUSB), sostuvo que “nosotros no estamos celebrando las deplorables condiciones socioeconómicas en que se encuentra el profesorado venezolano, eso lo rechazamos y denunciamos plenamente, lo que celebramos en nuestro día es el reconocimiento que el Estado venezolano, en 1958, hizo a la universidad venezolana, al considerarla institución fundamental en la tarea del desarrollo nacional, con la promulgación de la ley de universidades, un espacio para la difusión del conocimiento”.

Sostuvo que el concepto de dedicación exclusiva ya no se está llevando a cabo, “ya el profesor no se puede dedicar de cuerpo y alma a la universidad, pero el profesor no está viviendo de los sueldos que recibe en la universidad, porque no son suficientes para cubrir sus necesidades”.

Aseguró que un profesor universitario, en el último grado del escalafón, gana entre 10 y 12 dólares, “lo que no permite ningún tipo de subsistencia, hay profesores que están haciendo delivery, horneando y vendiendo pan, haciendo hallacas, vendiendo comida o son taxistas, esa es la situación real del profesorado en Venezuela actualmente, por eso hemos tenido una pérdida de capital humano”, alegó.

Apuntó que el gremio universitario nunca ha abandonado la lucha por el reconocimiento de sus derechos. “Hemos estado permanentemente en movilizaciones y paros, también hemos elaborado manifiestos y estamos día a día en la calle dando la cara por sueldos justos”, agregó.

“El sueldo del profesor universitario venezolano es el más bajo de toda la región”, aseguró. “Nuestro sueldo debería estar ajustado a los índices inflacionarios, como lo establece la Constitución de la República, el salario mínimo debe cubrir las necesidades básicas de un venezolano… El sueldo de un profesor titular debería estar girando entre los 2500 y 3000 dólares“, señaló.

Costos de conectividad, otra realidad

Buttó, indicó además, que los profesores presentan problemas para impartir sus clases en línea porque es muy costosa la conectividad. “En la modalidad online el profesor tiene seras dificultades para poder realizar su hermosa labor“, dijo.

Por otra parte, manifestó que “la imposición de autoridades rectorales a las universidades, por parte del Gobierno, es una violación a la autonomía universitaria“, así como la suspensión de los procesos de admisión y selección interna de los estudiantes.

Denunció que del presupuesto requerido por la Universidad Simón Bolívar (USB), apenas se aprobó 0,5%, lo que repercute en el buen funcionamiento de la casa de estudio.

Protesta de docentes

Por su parte, Keta Stephany, secretaria de acta, memoria e información de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), expresó que “hoy los profesores universitarios seguimos celebrando el 5 de diciembre como nuestro Día”.

Señaló también que “un profesor universitario, de ningún escalafón, puede vivir del salario que da la universidad, porque no hay salario, las tablas salariales que terminaron de imponerse a partir del año 2018 nunca pasan de entre 4 y 10 dólares“.

Agregó que “prácticamente hemos sostenido la educación a nivel superior como un voluntariado, debemos sostenernos con otras fuentes de ingresos, que van desde la venta de los bienes, el ejercicio libre de la profesión y el apoyo de familiares”.

Aseguró que la Fapuv ha participado, junto con el sector salud, en las protestas convocadas por el magisterio, que son protestas que defienden tanto el salario como el derecho a la educación. “La lucha es por un salario digno, y se sostienen, por supuesto, tomado las medidas de bioseguridad que requiere la Covid-19. Luchamos por la libertad, que es la lucha por la democracia, también nuestra lucha es por la dignidad, por nuestro salario digno y nuestras condiciones dignas”, dijo.

Stephany puntualizó que el salario del profesor debe estar entre los 1000 y 3500 dólares, dependiendo del escalafón y de la dedicación”.