Gustavo Tarre Briceño dijo que se encuentra en conversaciones con los embajadores para no llegar a la reunión solo con la opinión de Venezuela sino que espera tener “la mayoría absoluta de los países”

Gustavo Tarre Briceño, embajador ante la Organización de Estados Américanos designado por Juan Guaidó, dijo que el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) no es “una varita mágica”, pero reiteró que es “un instrumento muy útil de poder fijar la usurpación”.

Explicó que el Tratado supone la “asistencia recíproca”, lo que quiere decir que con un país agredido lo demás salen en su defensa y para eso cada país deben expresar su voluntad.

En ese sentido, hizo énfasis que no solo depende de que Juan Guaidó lo solicite, debido a que solo para convocar el órgano de consulta se requieren el apoyo de 10 países, Tarre Briceño aseguró que está trabajando para adquirir ese apoyo.

Lo que significa que se encuentra en conversaciones con los embajadores, quienes ni siquiera responden con su opinión personal sino que afirman haber recibido la información e indican que consultarán con su cancillería y ésta consulta con la presidencia. 

“Este es un tema grave, no se resuelve pestañando”, por lo que dijo que la presidencia de cada país que recibe la solicitud pide consejo para consultar a sus parlamentarios o asesores.

Asimismo, sostuvo que no quiere llegar a la reunión solo con la opinión de Venezuela sino que espera tener “la mayoría absoluta de los países respaldando nuestra propuesta”.

A su juicio, cree que la semana que viene “tendremos la aquiescencia de 10 cancillerías dispuestas a respaldar la solicitud venezolana”, al mismo tiempo, aclaró que el respaldo es a la convocatoria, mas no a las acciones que se tomarán.

Luego de la apropiación, Tarre indicó que está preparando las pruebas que entregará a los embajadores donde demuestra que Venezuela está siendo víctima de una agresión, la cuál en su opinión pone en riesgo la paz del hemisferio, “sí yo consigo convencer a los embajadores, en ese momento podemos hablar de las medidas que prevista en el Tratado”, dijo.

“El ataque armado en contra de un país, no es la hipótesis que estamos invocando para Venezuela, sino más bien el artículo 6 que es cuando la soberanía de un país ha sido violentada, cuando la integridad del territorio ha sido violentado por fuerzas extranjeras como el ELN, también puede invocarse el TIAR”, expresó.

Por otra parte, Gustavo Tarre Briceño reveló que Carlos Trujillo, embajador de los Estados Unidos en la OEA, ha sido uno de los más diligentes y receptivos acerca de su propuesta y que además su respuesta fue casi inmediata.