Bachelet “se desarropo de su vestimenta de izquierda y cumplió con su trabajo”, aseguró el representante de Guaidó en el organismo multilateral

El representante designado por el presidente de la AsambleaNacional Juan Guaidó ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre Briceño, durante la sesión del Consejo Permanente para tratar la grave situación de los derechos humanos en Venezuela solicitó que no se limiten a leer el resumen de 18 páginas del informe de la alta comisionada sino revisar el informe completo.

Exigió a todos los países miembros llegar a amplios acuerdos en vista de que “en Venezuela se están violando los más sagrados derechos”.

Recordó que el presidente Nicolás Maduro envió una carta a Michelle Bachelet en la que asegura que el reporte elaborado por ella es muy lamentable.

Además, que Maduro dijo que Michelle Bachelet dio un paso el falso con respecto al informe presentado, la Alta Comisionada “se desarropo de su vestimenta de izquierda y cumplió con su trabajo” dijo

Durante su discurso reiteró que en Venezuela “el régimen de Nicolás Maduro”, asesina, tortura, encarcela, atropella y reprime, aseguró que no se trata de abusos excepcionales de funcionarios aislados sino una “política de Estado”.

Agregó que las ideologías no pueden justificar las violaciones de derechos humanos, “mucho más cuando bien lo dijo reiteradas veces en su informe, son violaciones sistemática” y que en Venezuela los derecho básicos se relativizan y se le abre la puerta al autoritarismo.

Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general de la OEA, dijo que los derechos humanos en Venezuela son inexistente y “el culpable es la dictadura usurpadora de Maduro”.

Refirió un informe conjunto con el Instituto CASLA, según el cual los indígenas pemónes son víctimas de persecuciones y asesinatos por parte de Maduro, además nombró a los 4 millones de venezolanos que salieron de su país asegurando que fueron forzados a migrar.

Koncke aseguró que la OEA aboga por la remisión del informe de la alta comisionada a la Corte Penal Internacional.