La presidenta saliente de la Sociedad Interamericana de Prensa, María Elvira Domínguez, reveló que en lo que va de año han sido asesinados 18 comunicadores en América

María Elvira Domínguez, presidenta saliente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), dice que lo más agrio del cargo ha sido constatar las muchas “dificultades” que existen para ejercer el periodismo libre y defiende que, ante la crisis de los medios de comunicación, solo cabe apostar por la calidad.

Al hablar este viernes 4 de octubre en la apertura de la Asamblea General que elegirá a su sucesor, Domínguez definió como “agridulce” su experiencia como presidenta de la SIP, un cargo que en los 75 años de la entidad solo han ejercido cuatro mujeres, contando con ella.

El “sueño” que Domínguez no ha podido cumplir antes de entregar la presidencia de la entidad con sede en Miami fue visitar Venezuela, al frente de una misión de la Comisión de Libertad de Prensa.

“No había garantías para la presencia de la SIP” en ese país, subrayó Domínguez, quien cuando asumió el cargo en Salta (Argentina) hace un año aseveró que su trabajo se iba a centrar en luchar para restablecer las “libertades cercenadas en Venezuela y Nicaragua”.

“La libertad de prensa está siendo aminorada y cercenada en este tipo de países, uno no se da cuenta hasta que va al país, hasta que habla con todos los actores y entiende lo que está pasando”, aseguró Domínguez.

Según las cifras que Domínguez brindó a la Asamblea General de la SIP, que reúne en Miami hasta el 7 de octubre a más de 300 editores, periodistas, escritores y académicos de todo el continente, en lo que va de año han sido asesinados 18 comunicadores en América.

En los últimos 30 años han sido asesinados en promedio 18 periodistas cada año en el continente.