Roberto Enríquez planteó cuatro puntos cardinales para la agenda opositora, y dos de ellos son el llamado a la unidad en las diferencias

Cada vez que se habló del mandatario Nicolás Maduro este jueves en el Hotel Marriott, durante la celebración de los 76 años de Copei-ODCA, fue para llamarlo dictador y para insistir en que debe salir con votos de la Presidencia de la República.

La vía para lograrlo -como lo destacó Roberto Enríquez, presidente de Copei-ODCA y ex preso político, es por la negociación o por el revocatorio. Pero Enríquez planteó cuatro puntos cardinales para la agenda opositora, y dos de ellos son el llamado a la unidad en las diferencias.

La llegada al acto de Juan Guaidó marcó, también, el inicio de un evento en el que se insistió en la necesidad de un cambio político para Venezuela.

Dirigentes históricos del partido, como Oswaldo Álvarez Paz y César Pérez Vivas, encabezaron las actividades.