La ley “desmonta completamente el Estado de Derecho”, enfatiza Leonardo Palacios, presidente de la Cámara de Comercio de Caracas. “Es una ley que el gobierno está implementando para resolver un problema del gobierno “, subraya Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio

El hecho de ser aprobada por la cuestionada asamblea constituyente, sin debate y pese a las críticas deja a la llamada ley antibloqueo con más de un “plomo en el ala”.

Leonardo Palacios, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas; y Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio, no escatiman críticas a la norma.

Palacios: Los escombros del Estado de Derecho

“Estamos sumamente preocupados, porque constituye, sin duda alguna, los escombros del Estado de Derecho”, advierte Palacios. La ley “desmonta completamente el Estado de Derecho”.

Palacios advierte que, se ha ido estableciendo “un mecanismo perverso, de desconocimiento de la Asamblea Nacional”.

-¿No tiene ningún rasgo positivo?

-No. Ninguno. Cuando analizas la ley y eres demócrata y propugnas la iniciativa privada y la propiedad, y el Estado de Derecho como preocupación existencial, obviamente no puede haber nada positivo. Lo que se ha tratado de ver como positivo, la apertura…

-La privatización de empresas del Estado.

-Qué triste que tengas que privatizar empresas que tiene el Estado que le ha quitado y confiscado a otros agentes económicos particulares, algunos quizá miembros de nuestras instituciones, y no les han pagado la indemnización correspondiente.

Le parece el colmo “justificar la ley como positiva porque hay una apertura económica para dar empresas que fueron sometidas a expropiación o confiscación, quitadas a sus legítimos dueños por generaciones para dárselas a un tercero”.

Palacios advierte que, se avecina “una apertura económica al estilo ruso”, una privatización entre amigos con el subterfugio de la supuesta defensa de la soberanía del país y la protección de los derechos humanos.

-¿Puede dar pie a la legitimación de capitales?

-Pudiera favorecer dineros que son de dudosa fuente, en el sentido que pudiera ser de corrupción o grupos económicos afectos al gobierno sin ningún tipo de tradición, o que no se sepa de dónde vienen esas fortunas. No necesariamente puede decirse que es legitimación de capitales, pero sí puede llevar a opacidad enorme de la asignación.

Capozzolo: Para resolver los problemas del gobierno y no los de la gente

“La discusión de la ley antibloqueo atañe a los sectores y grupos que se van a ver beneficiados de esa ley, y atañe más que todo al gobierno porque es una ley que el gobierno está implementando para resolver un problema del gobierno. A nosotros nos interesa que en este momento se resuelva el problema de la gente”, afirma Capozzolo.

“El problema de la gente se llama gas, se llama agua potable, se llama gasolina, se llama acceso a servicios públicos, cómo me movilizo de un municipio a otro para llegar a mi trabajo, cómo hacemos para que la gente pueda trabajar y obtener ingresos”, añade.

Si esa ley “de alguna manera va a resolver los problemas de la gente, bienvenida sea”, expone. “Si es una ley para resolver un problema del gobierno, creo que atañe solamente a ellos”.

Capozzolo también aseveró que, es hora de acabar con “ese divorcio que existe entre el mundo político y las necesidades de las personas”. Solicitó que todos los sectores se junten “para que empecemos a generar soluciones de alto nivel que estén por encima de la diatriba política con miras a aliviar el dolor de la gente”.