El Diputado por el Estado Lara aseveró que recibió una serie de ataques en su contra, entre las que se encuentran amenazas de muerte y vigilancia de funcionarios de seguridad.

El Diputado por el Estado Lara, Guillermo Palacio, denunció este este lunes 4 de noviembre una serie de amedrentamientos, que van desde amenazas de muerte hasta vigilancia por parte de funcionarios de seguridad y supuestos integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Su caso fue llevado ante la Fiscalía Superior de la Circunscripción Judicial larense, donde señaló que los ataques en su contra comenzaron el 6 de septiembre, en la avenida Fraternidad en El Tocuyo, cuando un pelotón de funcionarios de variados cuerpos de seguridad “estuvieron apostados por varias horas esperando que hiciera acto de presencia en un acto político, en el cual, fui abortado para evitar la represión contra las personas que estaban en el evento y en mí contra, que presuntamente, era el objetivo fundamental”, dijo.

Palacio añadió que el otro incidente fue registrado el pasado domingo 3 de noviembre, cerca de la 1:40 pm, a través de una llamada telefónica del siguiente número 04245694513, desde donde lo amenazaron con quitarle la vida; quienes se comunicaron con Palacios manifestaron se dedicaban al sicariato y pertenecían a una célula del ELN, que apoyan al Gobierno de Nicolás Maduro y recibían ordenes de “más arriba”.

Minutos después “recibí una segunda llamada de una persona que se identificó como el comandante Carlos Martínez, que ellos habían sido contratados para liquidarme por las denuncias realizadas sobre la Alcaldía de Morán y que saben cuáles son mis movimientos”.

Sin embargo, los sujetos le hicieron una contraoferta con la cual se comprometía a “depositar en la cuenta de una Fundación a nombre del Hospital de Niños J.M. de los Ríos; de no acceder sacarían grabaciones de audio y video muy comprometedores y que tendrían que enviar a ‘Alfredito’ para que me convenciera de la seriedad de las amenazas”.

El Diputado acotó que hace responsable a la Gobernadora del estado Lara, Carmen Meléndez, a sus colaboradores y los cuerpos de seguridad del Estado de cualquier cosa que le pueda pasar contra de su integridad física.