El mandatario venezolano se reunió con los activistas estadounidenses en el Palacio de Miraflores y les entregó, a modo de homenaje, una réplica del sable del Libertador Simón Bolívar

El presidente de la República, Nicolás Maduro, condecoró a un grupo de 10 activistas, provenientes de Estados Unidos, quienes durante un mes permanecieron en la embajada venezolana en Washington para impedir el ingreso de los enviados del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó.

El mandatario se reunió la noche del martes 30 de julio con la decena de activistas en el Palacio de Miraflores y les obsequió, como reconocimiento por su esfuerzo, una réplica del sable del Libertador Simón Bolívar y la obra literaria “Simón Bolívar”, de Tomás Polanco Alcántara.

Durante en el encuentro estuvo presente el Canciller, Jorge Arreaza, quien consideró “un honor” y “un privilegio” haber compartido con los representantes de movimientos de izquierda, quienes asistieron a la XXV edición del Foro de Sao Paulo, que tuvo lugar en Caracas del 25 al 28 de julio.

El Canciller destacó que los activistas “defendieron territorio venezolano contra la agresión del gobierno estadounidense”, además de haber dado “una batalla por Venezuela, pero en el fondo una batalla por la paz” y recordó que algunos de los activistas estadounidenses enfrentan penas de prisión y multas “por defender a Venezuela”.