A seis años del hecho – registrado en el estado Aragua-, la víctima denunció el caso en los organismos competentes, quienes al ampliar las investigaciones, determinaron que el acusado ya tenía antecedentes por abusar de una menor de edad

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) detuvieron a Carlos Alberto Flores, dedicado al oficio de la acupuntura, aprehensión que tuvo lugar  en el municipio Ribas del Estado Aragua, luego de ser acusado de violencia sexual. 

La víctima relató a las autoridades que el pasado 25 de abril de 2015, se dirigió al consultorio de Flores a fin de tratar lesiones en la columna, el pecho y las piernas. 

Flores Herrera le pidió a la paciente que se acostara en la camilla y se quitara la blusa. Acto seguido, le introdujo una aguja en la zona del coxis, para inmovilizarla. Fue cuando aprovechó para tocar sus glúteos de forma indebida y del mismo modo, sus partes íntimas.

Luego de seis años, la víctima -a quien se le reservó la identidad-,decidió colocar la denuncia en los organismos competentes. Posterior a sus declaraciones, la Fiscalía Trigésimo Sexta de Aragua imputó al acusado por presunta comisión de violencia sexual en prejuicio de la denunciante.

El Tribunal Primero de Control del municipio Ribas de la entidad aragüeña, ordenó la sede del CICPC en La Victoria como centro de reclusión para Flores Herrera. En ese el lugar, el abusador sexual cumplirá su sentencia de ley.

Flores Herrera ya tenía una denuncia previa, por abuso sexual contra una menor de edad.