El canciller venezolano catalogó las medidas de Estados Unidos como una “arremetida financiera” al limitar o restringir completamente el accionar de la banca pública y privada

El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, aseguró este jueves que tras las sanciones de Estados Unidos, la banca venezolana no puede utilizar el dinero para satisfacer las necesidades de la población.

En rueda de prensa desde la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el canciller denunció que el bloqueo al Banco Central de Venezuela que impide la compra de insumos y productos.

“Se ha afectado el patrimonio de la República Bolivariana de Venezuela de manera cuantiosa; cerrando las cuentas bancarias, quedándose con el dinero”, indicó el titular de Relaciones Exteriores.

Catalogó las medidas de Estados Unidos como una “arremetida financiera”, al limitar o restringir completamente el accionar de la banca pública y privada, entre ellos la cancelación de bonos de la deuda pública o el acceso a fuentes de financiamiento internacional.

“Han cerrado cuentas en los bancos, incluso de empresarios que no tienen nada que ver con el gobierno de Venezuela”, dijo.

También señalo que el cierre de las corresponsalías complica el pago al personal diplomático en Canadá, Estados Unidos y Europa.

“Tenemos miles de millones de euros que tenemos bloqueados en banca internacional (…) Es una agresión brutal la que hay contra Venezuela”, expresó.

Explicó que otra forma de agresión contra Venezuela la llevan a cabo a través del riesgo país, ya que cada vez rebajan más la calificación a pesar de que el país cancela a tiempo sus compromisos de deuda.

El canciller ofreció una rueda de prensa en la sede de la ONU. Foto: Mippci

Arreaza también aseguró que, “por ahora” Citgo está bajo el control de Estados Unidos y no del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó; y aseveró que están ejecutando las medidas correspondientes para recuperar el control de la empresa.

Señaló, además, que la producción petrolera cayó producto de las sanciones de Estados Unidos.

Agregó que la afectación económica por el uso de divisas diferentes del dólar genera pérdidas de millones de dólares al país.