Los obispos señalaron que “las denuncias valientes y documentadas, la confrontación de fuentes informativas y la investigación a fondo serán el mejor soporte para esta lucha sin cuartel”

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), enfatizó que los medios de comunicación y los periodistas “tienen una responsabilidad histórica” ante la crisis del coronavirus y remarcó que “la búsqueda incesante de la verdad y del bien común debe guiar toda acción”.

Los obispos señalaron que “las denuncias valientes y documentadas, la confrontación de fuentes informativas y la investigación a fondo, serán el mejor soporte para esta lucha sin cuartel. ‘Sólo un público bien informado opina inteligentemente’, dice un viejo adagio periodístico, cuyo contenido obliga a reflexionar sobre la inmensa responsabilidad de los periodistas y medios de comunicación como educadores y formadores de opinión. En medio de la censura que se vive, hay que marcar la diferencia”.

La CEV, envió un mensaje a los comunicadores sociales, medios de comunicación y a todos los que se dedican a la información: “Sigan promoviendo el periodismo de paz, sigan narrando la historia con pluma que construya y no destruya; sigan siendo portadores de la Justicia, la Verdad y la Esperanza”.

En la Comisión Episcopal de Comunicación de la CEV “reconocemos y valoramos la labor incansable de los medios de comunicación social tradicionales y digitales, a periodistas y profesionales del área, quienes han asumido la misión de ser comunicadores de la verdad y la esperanza en medio de la dificultad, especialmente al unir esfuerzos para llevar a cada hogar un mensaje espiritual en la paz del Señor, ante la amenaza que representa la presencia del COVID-19 en Venezuela”.