“Alguien tiene que decirle a Cuba que sustituirá a Venezuela como abastecedor de petróleo para que Cuba retire a su gente” de Venezuela, dijo el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, afirmó este lunes 15 de julio que la solución a la crisis política, económica y social que vive Venezuela está condicionada a que algún país se ofrezca a continuar abasteciendo a Cuba de petróleo para permitir la salida de los cubanos quienes, en su opinión, controlan las milicias en el país.

“Cuba recibe 120 mil barriles de petróleo por día, que no usa y que vende en el mercado abierto. Entonces alguien tiene que llegar, una potencia mayor, no necesito decir quién, y conversar con los cubanos y decirles: ustedes van a seguir recibiendo su petróleo pero saquen a su grupo (sus hombres) de allá (Venezuela)”, afirmó Mourao durante una entrevista a corresponsales extranjeros en Río de Janeiro.

De acuerdo con Mourao, la solución de la crisis en Venezuela, que asegura se agravó en 2019 tras la decisión del presidente del Congreso, Juan Guaidó, de proclamarse mandatario interino, condición que reconocen más de 50 países, incluido Brasil, es bastante compleja por la cantidad de actores no sólo nacionales sino también internacionales involucrados en dicha crisis.

“El asunto de Venezuela es algo complejo porque envuelve varios actores. No sólo el pueblo venezolano y los actuales gobernantes sino también actores externos como Cuba, Rusia y China y obviamente el concierto de las naciones suramericanas y latinoamericanas, que quieren que Venezuela rápidamente recupere un orden político y económico compatible con el sistema democrático liberal”, afirmó Mourao al ser interrogado por Efe respecto a la crisis venezolana.

Según Mourao, Cuba, depende del petróleo venezolano y tiene un importante número de agentes en Venezuela quienes controlan no sólo las milicias bolivarianas sino también la inteligencia militar nacional.

“Entonces alguien tiene que decirle a Cuba que sustituirá a Venezuela como abastecedor de petróleo para que Cuba retire a su gente”, dijo.

El vicepresidente, un general de la reserva del Ejército brasileño, afirmó que la solución a la crisis en Venezuela exige, además de acuerdos entre todos los actores, mantener también una presión política y económica.

El vicepresidente del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro aclaró que la presión económica tiene que ser ejercida principalmente por Estados Unidos dada la cantidad y variedad de relaciones económicas e intereses entre ambos países.

“De nuestra parte es más una presión política que lleve al presidente Nicolás Maduro a entender que tiene que convocar nuevas elecciones y, a partir de ahí, buscar una reconstrucción del país”, afirmó.

Según Mourao, entre los actores externos que influyen en la crisis venezolana, China es el menos activo, aunque el hecho de que China y Rusia tengan sillas permanentes en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es algo que impide que el organismo se pronuncie respecto a la crisis en Venezuela.

Agregó que el principal papel de Rusia es como abastecedor de armas.

“Venezuela es un país dividido, pero no verticalmente entre ricos y pobres sino horizontalmente entre quienes apoyan y quienes rechazan el Gobierno de Maduro. Por eso el país vive una situación complicada y compete a los otros países, como Brasil, auxiliar en la búsqueda de una solución concertada que permita la convocatoria de elecciones (…) Pero a corto plazo no vemos una solución a esa crisis”, afirmó.