En el sitio del suceso quedó el cable que usaron para matarla

Yezenia Ramos era taxista desde hace varios años. El pasado 12 de junio salió desde el estado Lara con destino a la ciudad de Caracas.

Cinco días después, una comisión de la policía científica halló el cadáver entre el municipio San Diego y Los Guayos del estado Carabobo. Al lado del cuerpo había un cable, y se presume que los agresores lo usaron para estrangularla.

La víctima era madre de tres hijos. Funcionarios del organismo detectivesco presumen que los homicidas pidieron un servicio hacia Barinas, y en el trayecto la mataron.