El gran dilema que debaten los venezolanos, ¿es celebrar o no?, puesto que la difícil situación económica torna un poco complicado el ofrecer regalos ostentosos

“San Valentín”, “Día de los Enamorados”, “Happy Valentine’s”, son muchos los nombres que le han atribuido a los 14 de febrero, fecha donde se suele conmemorar el amor y la amistad. Por ello, muchos personas en el mundo, se disponen a regalar algún tipo de presente, como flores, una comida romántica, una noche de pasión, entre otras.

El gran dilema que debaten los venezolanos, ¿es celebrar o no?, puesto que la difícil situación económica torna un poco complicado el ofrecer regalos ostentosos.

Un almuerzo o una cena especial no lo fue la opción más demandada, puesto que durante un recorrido por varios restaurantes de la ciudad capitalina, el equipo de Contrapunto constató que las reservaciones se quedaron en cero, puesto que los enamorados optaron por opciones más económicas como arreglos de flores, globos y chocolates.

Algunos locales se ingeniaron el 2×1 para aumentar las ventas, como Paramo, mientras otros recurrieron al combo de cenas “all you can”, más dos copas de vino y un postre por $59 como Braziliam Gril.

Los regalos más pequeños como chocolates superaban los 90 mil bolívares, es decir, un poco más de un dólar, mientras que los más arriesgados con grandes presentes pueden gastar más de Bs 3 millones (más de 40 dólares), con arreglos grandes con globos, flores y golosinas.

Sin embargo, no todos apuestan por regalar este día, ya que el mismo es tachado como un día sumamente comercial.