El hurón o guache es una especie de nuestra fauna silvestre que “no representa ningún riesgo o conflicto para las personas o sus mascotas caseras”, explicaron los investigadores Salvador Boher y Mercedes Salazar, del IZET-UCV

En los primeros días del mes de julio se informó sobre el avistamiento, en el municipio El Hatillo, de un mamífero que no fue identificado en un primer momento. El periodista Nelson Bocaranda pidió en sus redes sociales que no se le hiciera daño e insistió en que es una especie en peligro de extinción.

Primero se dijo que se trataba de una onza o tigrillo (felino). Después se aseguró que era un zorro de oreja corta o perro de monte. Pero Salvador Boher y Mercedes Salazar, del Instituto de Zoología y Ecología Tropical (IZET) de la UCV, aclararon quién es el mamífero: un hurón o guache.

“Desde el mes de febrero del año 2016 nos llegan notificaciones confiables de vecinos, que afirman haber observado la presencia de un(s) ejemplar(es) de hurón o guache (Eira barbara), en sus jardines y áreas verdes, en varias urbanizaciones en los Municipios El Hatillo y Baruta. Todas las informaciones recibidas confirman y corroboran la identificación del esbelto mamífero carnívoro de la Familia Mustelidae. Esta especie de nuestra fauna silvestre no representa ningún riesgo o conflicto para las personas o sus mascotas caseras”, explicaron en un trabajo especial publicado en
http://desarrollosustentableve.com/

Los hurones o guaches, aclaran, “son activos durante el día, especialmente al amanecer y al atardecer. Generalmente andan solos, aunque se los ha observado en pareja o en pequeños grupos familiares. También son muy buenos nadadores. Viven en sus madrigueras ubicadas en las oquedades y agujeros o en la base de los árboles. Cuando son sorprendidos por humanos, perros o depredadores mayores a su talla, huyen rápidamente para subir a un árbol, vocalizando gruñidos, mientras escapan sigilosamente corriendo por las ramas”.