El canciller venezolano: “En su obsesión antivenezolana, el agonizante Gobierno de Trump toma una decisión insólita que sólo puede ser resultado de la barbarie imperial”

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, acusó este miércoles a EE.UU. de amparar la corrupción y los “planes para desmantelar” la industria petrolera de su país, luego de que Washington sancionara a la jueza y el fiscal del juicio a seis exjefes de la mayor filial de la estatal petrolera PDVSA, Citgo.

“En su obsesión antivenezolana, el agonizante Gobierno de Trump toma una decisión insólita que sólo puede ser resultado de la barbarie imperial. Amparan la corrupción y los planes para desmantelar nuestra industria petrolera. Han convertido a EEUU en la vergüenza mundial”, dijo Arreaza en Twitter.

EE.UU. impuso sanciones a la jueza Lorena Carolina Cornielles Ruiz, que presidió el proceso en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano, y al fiscal Ramón Antonio Torres Espinoza, que “representó al régimen ilegítimo de (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro”, afirmó en un comunicado el secretario de Estado de ese país, Mike Pompeo.

“Estos dos funcionarios desempeñaron papeles cruciales en la farsa de juicio de cada uno de los ejecutivos de Citgo. Los procesos estuvieron lastrados por una falta de garantías de juicio justo y basados en cargos políticamente motivados”, aseguró Pompeo.

Como consecuencia de las sanciones, impuestas por el Departamento del Tesoro, cualquier propiedad o activo de la jueza o del fiscal bajo jurisdicción de Estados Unidos quedan bloqueados, y se prohíbe a los estadounidenses efectuar transacciones con ellos.

El TSJ venezolano condenó, a finales de noviembre, a 13 años y siete meses de prisión al expresidente de Citgo José Ángel Pereira Ruimwyk por “peculado doloso propio y concierto de funcionario con contratista”, así como por “delito de asociación para delinquir”.

Además, impuso ocho años y 10 meses de prisión para otros cinco directivos de esa empresa -Tomeu Vadell Recalde, Jorge Luis Toledo Kohury, Gustavo Adolfo Cárdenas Cardona, José Luis Zambrano Colina y Alirio José Zambrano Colina- por “concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir”.

Los seis exejecutivos fueron detenidos hace tres años en Venezuela y el Gobierno de Maduro les acusó de haber firmado contratos que “comprometían el patrimonio nacional y el futuro” de la filial de PDVSA “sin contar con el beneplácito del Ejecutivo Nacional”.

Foto: EFE

Citgo está bajo el control del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de países como presidente interino de Venezuela, y el Gobierno de Estados Unidos ha ampliado hasta julio de 2021 la protección a esa compañía, ante la posibilidad de una incautación por parte de los acreedores de PDVSA.

Con información de EFE