Médicos Unidos de Venezuela afirmó este viernes que el gobierno venezolano, en lugar de condonar la deuda petrolera de San Vicente y las Granadinas, debió invertir ese dinero en la compra de vacunas, ya que el país se encuentra en riesgo de que reaparezcan enfermedades erradicadas.

“Con la mitad de esa deuda usted pagaba su deuda con el Fondo Rotatorio”, compraba vacunas y dotaba la red de vacunación, ripostó. Al Fondo se le adeudaban unos 18 millones de dólares el año pasado.

Lorenzo afirmó que Venezuela “está a las puertas de encontrarse con enfermedades que se habían erradicado o que se podían controlar por vacunación”. Recordó que el Estado venezolano “tiene una deuda con el Fondo Rotatorio de la OPS”, y por eso está fuera desde hace varios años.

La cobertura de vacunación debería estar por encima de 95%, pero en estos momentos, según información de organismos internacionales, estamos por debajo de 50% en promedio. “Esto es grave”, porque al tener 50% de población no vacunada estamos en riesgo de epidemias como las de sarampión y difteria.

Advirtió que regresar a una enfermedad como la polio “es doloroso, porque produce daños importantes en el desarrollo de las personas. No vale la pena volver al siglo XIX”.

Instó -en declaraciones para Unión Radio- que el Estado compre vacunas, active la red de vacunación y entregue dotación.