Los nuevos controles impiden que las personas estadounidenses apoyen determinados servicios de inteligencia militar extranjeros, entre ellos la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM)

Este martes, la Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio (Comercio) impuso nuevos controles sobre cualquier tecnología estadounidense y actividades específicas de personas estadounidenses que puedan estar apoyando inteligencia militar extranjera en China, Cuba, Rusia y Venezuela, así como en países que apoyan al terrorismo.

En el caso preciso de Venezuela se restringe el suministro de tecnología y servicios afines a la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Venezuela (DGCIM).

“No podemos permitir que las organizaciones extranjeras de inteligencia militar de nuestros adversarios en China, Cuba, Rusia, Venezuela, Irán y otras naciones que apoyan a los terroristas se beneficien de la tecnología o los servicios estadounidenses para apoyar sus actividades desestabilizadoras”, dijo el secretario de Comercio Wilbur. Ross.

En ese sentido, los nuevos controles impiden que las personas estadounidenses apoyen determinados servicios de inteligencia militar extranjeros, como la intermediación en la venta de artículos de origen extranjero o la prestación de servicios de mantenimiento, reparación o revisión.

Debemos asegurarnos de que nuestros controles eviten que las personas estadounidenses, dondequiera que se encuentren, apoyen actividades de ADM no autorizadas en todo el mundo. Las importantes actualizaciones del sistema de control de exportaciones de los Estados Unidos de hoy logran estos dos objetivos y mejoran nuestra seguridad nacional “, sentenció.