Fundalatin denuncia amenazas a los DDHH por bloqueo bloqueo de EEUU

Presidenta de Fundalatin pide el cese de las “medidas coercitivas” que afectan la vida de niñas y niños que están esperando un trasplante

La Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin) denunció este viernes ante la Defensoría del Pueblo la situación que presentan diversos venezolanos con enfermedades crónicas que no han podido acceder a su tratamiento debido al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos (EEUU).

A través de una carta, Fundalatin recuerda que las enfermedades crónicas son agresivas, y no tienen tinte político. Por eso su directiva insiste en que “cese este bloqueo y estas medidas coercitivas que tienen asfixiada a la población venezolana”.

“En el Hospital de Niños J. M de los Ríos 30 niños se encuentran en situación delicada de salud, de esos 30 niños, lamentablemente cuatro han fallecido, esa es la gran preocupación que nos mueve cada día a seguir trabajando en función al derecho a la salud”, denunció Russián.

La institución se ha mantenido en estrecho contacto con los pacientes que sufren de enfermedades crónicas, cuyos familiares solicitan la búsqueda de vías alternas para atender la problemática que atenta contra el derecho a la salud.

La presidenta de Fundalatin precisó que en el Hospital de Niños J.M de los Ríos, en Caracas, hay 30 niños que se encuentran en situación delicada de salud, de los cuales cuatro han fallecido; además, de 26 pacientes que estaban siendo tratados en Italia., de los cuales tres fallecieron por complicaciones que no pudieron ser atendidas por el congelamiento de los pagos tras la confiscación de Citgo, la filial de Pdvsa.

“Esa es la gran preocupación que nos mueve cada día a seguir trabajando en función al derecho a la salud”, subrayó Russián.

Añadió que “las víctimas no son un número, no son unas estadísticas. Son seres humanos que están padeciendo sobre estas medidas. Estas sanciones financieras que mantiene el gobierno de Estados Unidos contra la población venezolana”.